El presentador británico Piers Morgan, uno de los periodistas más conocidos del Reino Unido, continuó este miércoles con sus críticas contra la duquesa de Sussex a pesar de haber abandonado su programa en el canal privado ITV después de que sus comentarios generasen miles de quejas de los espectadores.

LONDRES.-El presentador británico Piers Morgan, uno de los periodistas más conocidos del Reino Unido, continuó este miércoles con sus críticas contra la duquesa de Sussex a pesar de haber abandonado su programa en el canal privado ITV después de que sus comentarios generasen miles de quejas de los espectadores.


La cadena anunció el martes por la noche en un comunicado que "tras mantener conversaciones con ITV, Piers Morgan ha decidido que es el momento de abandonar (el programa) Good Morning Britain".


"El lunes, dije que no creía a Meghan Markle (duquesa de Sussex) en su entrevista con Oprah (Winfrey). He tenido tiempo de reflexionar sobre esta opinión y aún no (le creo). Si usted si, está bien. La liberad de opinión es una colina por la que soy feliz de morir", escribió Morgan esta mañana en su cuenta de Twitter.


"Gracias por todo el amor, y el odio. Me voy a pasar más tiempo con mis opiniones", agregó.


La periodista Susanna Reid, compañera en "Good Morning Britain", estuvo hoy a cargo del programa, en el que manifestó que Morgan es "sin lugar a duda un presentador franco, desafiante, que opina mucho y conflictivo. Tiene muchos críticos y muchos admiradores".


Ofcom, el regulador de los medios de comunicación en el Reino Unido, había recibido más de 41.000 quejas de espectadores por los comentarios vertidos por Morgan, quien aseguró "no creer una sola palabra" de lo que la duquesa de Sussex había relatado.


Un portavoz de Ofcom explicó que el organismo "ha lanzado una investigación sobre el episodio del lunes de Good Morning Britain bajo nuestras reglas contra el daño y la ofensa".


Además, el periodista tuvo un fuerte enfrentamiento en directo con el presentador de la información meteorológica, Alex Beresford, quien le acusó de atacar a Meghan porque tuvo una relación personal con ella y la duquesa decidió cortarla de forma unilateral.


Enojado con su compañero, Morgan se levantó en medio de la discusión y abandonó el programa.


Morgan es uno de los rostros más conocidos de los medios de comunicación en el Reino Unido, ha dirigido varios de los principales tabloides del país y ha protagonizado un sinfín de polémicas por sus controvertidas tomas de posición.