Boric lleva tres obras de esta tatuadora en brazos y espalda.

Redacción.- Gabriel Boric, el presidente electo de Chile, no solo será la persona más joven en dirigir el país sudamericano, sino también el primer mandatario de América Latina que luce varios tatuajes.

“Ahora es raro verlo y pensar que es el presidente…antes era bueno, estoy tatuando al futuro presidente. De hecho alguna vez le pregunte cuando era diputado que si se iba a presentar como presidente y él me dijo, no, no, es mucha presión y al haber muchos movimientos me preguntaba ¿Y ahora por quién voy a votar?, dijo Yumbel Góngora, durante una entrevista.

Boric lleva tres obras de esta tatuadora en brazos y espalda.

Yumbel cuenta que estudió viejos mapas de Chile durante tres meses para el primer tatuaje que diseño para Boric, hace casi una década.

La obra muestra un mapa de islas cubiertas de hielo y fiordo de la región donde creció el presidente electo.

Más tarde diseño dos más: un árbol retorcido por los fuertes vientos del sur y un faro del fin del mundo que brilla en el vacío, que el joven político se tatuó en el brazo izquierdo, durante su batalla contra la depresión.