Britney Spears se ha pronunciado por primera vez públicamente tras su ingreso en el hospital psiquiátrico a principios de abril. Entonces habló para anunciar la postergación de su segunda residencia de conciertos en Las Vegas.

LOS ÁNGELES.- Britney Spears se ha pronunciado por primera vez públicamente tras su ingreso en el hospital psiquiátrico a principios de abril. Entonces habló para anunciar la postergación de su segunda residencia de conciertos en Las Vegas. Esta vez es para tranquilizar a sus seguidores. “Hola, chicos, para todos los que estáis preocupados, todo está bien, mi familia ha pasado por mucho estrés y ansiedad últimamente y necesitaba tiempo para lidiar con ello. No os preocupéis, volveré muy pronto”, dice la estrella en el mensaje en vídeo que subido a su perfil oficial de Instagram durante la madrugada española y que ya lleva más de cinco millones de reproducciones.

La alarma saltó entre sus seguidores y los medios de comunicación el pasado domingo, cuando la cantante estadounidense de 37 años fue vista fuera del centro psiquiátrico en el que se internó voluntariamente hace 21 días por la ansiedad que la enfermedad de su padre, Jamie Spears, de 66 años le estaba generando. Iba con su novio, el entrenador personal Sam Asghari, de 25 años y se disponía a disfrutar de un día libre, según informaron fuentes cercanas a la cantante a la revista digital Page Six.

Las imágenes dieron la vuelta al mundo por el aspecto aturdido y nervioso que Britney Spears ofrecía. “Britney está pasando por un momento duro tratando de lidiar con los problemas de salud de su padre”, aseguraban esas mismas fuentes al portal estadounidense. El vídeo de esta madrugada lo confirma, aunque en él aparece con las ojeras más marcadas de lo habitual. En el texto que lo acompaña pide a sus seguidores que no crean los rumores, amenazas de muerte a su familia y a su equipo. También hace referencia a una serie de lo que ella denomina “falsos e-mails” que, asegura, fueron escritos por San Lufti, su manager durante 2007 y 2008, período que coincide con los años de la gran crisis personal que sufrió la cantante. “Yo no los escribí”, apunta. Manager y artista han estado litigando en los juzgados hasta que el año pasado llegaron a un acuerdo.

Colegas como Miley Cyrus, Delta Groodem, Michelle Visage, incluso su Asghari, su novio, han mostrado su apoyo a Spears y alabado el respeto de los seguidores a través de los comentarios del post en Instagram. Un mensaje que termina con esperanza. “Puede que no sepas esto sobre mí, pero soy fuerte y lucho por lo que quiero. Vuestro amor y dedicación son asombrosos, pero lo que necesito ahora es un poco de privacidad para lidiar con las dificultades que la vida ha puesto en mi camino. Si puedes hacerlo, te estaré eternamente agradecida. Os quiero.”, concluye.

Fuente: https://elpais.com/elpais