La actriz veracruzana confesó que dio positivo al virus poco tiempo después de haberse declarado la emergencia sanitaria

ESTADOS UNIDOS.- Aunque varios han sido los famosos que han narrado, casi en tiempo real, haber sido contagiados por el Covid-19, para Salma Hayek esta ha sido una de sus peores experiencias, por lo que ha decidido  esperar hasta el día de hoy para desvelar que estuvo a punto de morir a causa de la letal enfermedad.

La actriz veracruzana confesó que dio positivo al virus poco tiempo después de haberse declarado la emergencia sanitaria, y que le resultó tan traumático que esperó hasta haberlo asimilado por completo para sincerarse al respecto.

“Mi doctor me suplicaba que fuera al hospital porque estaba poniéndome muy mala. Pero yo me negaba, prefería morirme en casa”, reveló la también productora en entrevista para una famosa revista de circulación internacional.

Según contó, Salma pasó siete semanas aislada en una habitación de su casa de Londres, donde también viven su esposo  François-Henri Pinault y la hija de ambos. Y es que desarrolló síntomas tan graves que tuvo que se conectada a un tanque de oxígeno.

Hayek también destacó que afortunadamente logró vencer la batalla, casi secreta, contra el virus; pero a pesar de esto continúa sufriendo las secuelas que éste dejó en su cuerpo como la fatiga, incluso aseguró que su recuperación ha sido tan lenta que aún no ha recuperado toda la energía que tenía antes de contagiarse, según TV Notas.