Serrat recibió este jueves en Madrid el Premio Rojana Alfredo Pérez Rubalcaba por su compromiso con la democracia, en una ceremonia en la que agradeció este galardón que lleva el nombre de un reconocido político socialista fallecido.

MIAMI.- El aclamado cantautor español Juan Manuel Serrat, que se encuentra inmerso en una larga gira de despedida en América y España, abrió su corazón en una entrevista con el periodista mexicano Jorge Ramos, al que confesó que lleva "fatal" su retirada de los escenarios.

El músico catalán, de 78 años, habló de su biografía musical y sentimental, los comienzos de su carrera y los momentos duros que atravesó durante el franquismo, cuando sus discos y canciones fueron prohibidos en la radio, en una entrevista del programa "Algo Personal con Jorge Ramos", que se emitirá el domingo por el canal de "streamig" ViX y a la que este jueves tuvo acceso Efe.

Preguntado por Ramos sobre aquellos años de censura en España y su compromiso por la libertad, el cantautor dijo que hizo "lo que  tocaba hacer, porque pasar miedo es algo jodido, pero pasar vergüenza en mucho peor".

En otro momento de la entrevista, Serrat (1943, Barcelona) echa la vista atrás y dice que canta por el gusto de cantar, algo que comprueban sus millones de seguidores en la gira "El vicio de cantar. Serrat 1966-2022", con la que el cantante, escritor y poeta dice adiós a los escenarios.

Serrat recibió este jueves en Madrid el Premio Rojana Alfredo Pérez Rubalcaba por su compromiso con la democracia, en una ceremonia en la que agradeció este galardón que lleva el nombre de un reconocido político socialista fallecido.

El Premio Rojana Alfredo Pérez Rubalcaba, que concede la Fundación Felipe González (presidente del Gobierno de España entre 1982 y 1996), se define como "un homenaje a la memoria de una figura clave de la política española fundamental para entender gran parte de la etapa democrática".

Serrat desgranó también en la entrevista con Ramos una anécdota sobre su personal relación con el mar, eje del álbum "Mediterráneo" (1971), y dijo que un día, en una de sus visitas a México, tuvo un sueño que lo marcó.

"Un día soñé en el mar. Fue un sueño tan fuerte que, cuando desperté, me fui a Chapala, renté un barco y navegué" al medio de la laguna "para ver aquella extensión de mar que necesitaba", dijo en referencia a su necesidad de Mediterráneo.

Serrat, tras recorrer desde abril escenarios de Estados Unidos y Latinoamérica, desembarcó en España este mes para proseguir su gira de despedida, que acabará en su ciudad natal, Barcelona, con dos conciertos.