El joven obtuvo ingresos de cerca de 250 mil dólares entre abril y octubre de 2021 por el contenido que descargaba en OnlyFans, donde tenía cerca de 2 mil suscriptores activos.

Singapur.- Un juzgado de Singapur condenó este miércoles a tres semanas de cárcel a un creador de contenido de la red social OnlyFans, Titus Low, por transmitir material "obsceno" a través de la plataforma y desobedecer la orden de no hacerlo, la primera sentencia de este tipo en la isla asiática.

Low, de 22 años, se declaró hoy culpable de los dos cargos; por publicar material "obsceno" a través de la red le fue impuesta una multa de 3 mil dólares, mientras la pena de tres semanas de prisión resultó de haber violado una orden policial previa que le impedía acceder a su cuenta de OnlyFans.

El proceso judicial comenzó en octubre de 2021, cuando un hombre informó a la policía de que su sobrina de 12 años tenía en su teléfono móvil un vídeo que Low había publicado en OnlyFans teniendo relaciones sexuales.

La policía le ordenó entonces que le entregara su contraseña de la cuenta en la red social y dejara de acceder a la misma mientras tenía lugar la investigación, si bien Low continuó haciéndolo a través de otra dirección de correo electrónico y pidiendo a OnlyFans que restaurara la otra alegando haber sido víctima de un ataque informático.

Low logró volver a tener acceso a la cuenta días después y siguió subiendo contenido.

Se trata del primer usuario de la red en Singapur condenado por el uso de este servicio de suscripción, por el que los interesados pagan por todo tipo de material, también sexual, a los llamados creadores de contenido.

El joven obtuvo ingresos de cerca de 250 mil dólares entre abril y octubre de 2021 por el contenido que descargaba en OnlyFans, donde tenía cerca de 2 mil suscriptores activos, detalló el diario local Straits Times.

El abogado de Low alegó que este padecía "un trastorno de desajuste de personalidad" diagnosticado y defendió que la plataforma cuenta con tecnología de reconocimiento facial para impedir acceso a los menores de edad.

El de la conservadora Singapur, donde es ilegal poseer o descargar pornografía, no es el único proceso relacionado con contenido erótico publicado en redes sociales en el Sudeste Asiático.

Dos prominentes modelos birmanas fueron arrestadas en agosto y se enfrentan a cargos penales en Birmania por publicar presuntos vídeos con "contenido sexualmente revelador" en dicha red y "dañar la cultura" del país, según el régimen militar que dio un golpe de Estado en 2021.