REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Subir las escaleras del metro puede ser algo tedioso, pero en el de Polanco, las han convertido en todo un espectáculo musical.

Mediante unos sensores, los escalones suenan como un piano de verdad, lo que despierta la curiosidad de los usuarios.

[jwplayer mediaid="315294"]