A las 11.59 de la noche, la esfera comenzará a descender, como lo ha hecho desde que debutó en 1907, con el recuento del público y las millones de personas que desde diversos países siguen esta celebración en Nueva York.

NUEVA YORK.-  El sector turístico de la popular plaza de Times Square se prepara, como es ya la tradición, para recibir al nuevo año, que en esta ocasión estará "descafeinada" por las estrictas reglas que se han impuesto ante el repunte del coronavirus y que limitará el evento a solo 15.000 personas en el lugar.

A pocos días de recibir 2022, la Times Square Alliance, que centraliza este sector de negocios y teatros y organiza esta celebración, da los toques finales a la famosa bola de cristal que cada año desciende para marcar el inicio de un nuevo año en la Gran Manzana.

El público y la prensa neoyorquina presenciaron este lunes a un grupo de trabajadores instalando algunos de los triángulos de cristal, que varían en tamaño, de los 2.668 que integran la esfera de 12.000 libras (5443 kilos) e iluminada por 32.256 bombillas led rojas, azules, verdes y blancas que forman una paleta de miles de tonos y pesa 5.386 kilogramos.

A las 11.59 de la noche, la esfera comenzará a descender, como lo ha hecho desde que debutó en 1907, con el recuento del público y las millones de personas que desde diversos países siguen esta celebración en Nueva York.

Camiones de diversas compañías ya se han instalado alrededor de la plaza de Times Square para la trasmisión en vivo del espectáculo, mientras cientos de personas, muchos de ellos turistas, caminaban de un lado a otro como hormigas, tomando fotos o se detenían a mirar las gigantescas pantallas de publicidad, bajo la vigilancia de la Policía.

De diversos países, culturas o idiomas, las personas asistentes compartían sin embargo la misma emoción, que no ocultaban, al caminar tranquilamente, acompañado de sus familias o solas, por el sector donde ya se han instalado vallas de seguridad de la Policía.

"Ha venido gente de todas partes del mundo, pero menos que otros años por el covid", comentó un trabajador de Times Square, que durante diez años ha distribuido información sobre los buses turísticos mientras a su alrededor los "Hulk", "Minnie Mouse" y otros famosos personajes de Times Square, a los que se unió Santa Claus, se tomaban fotos con los visitantes.

Como cada año, los visitantes de Times Square se detenían para escribir lo que esperaban del nuevo año, papeles que luego bajarán como confetti para cerrar la celebración en Times Square y que en su mayoría deseaban salud, dinero y amor para 2022.