En lugar de las modelos  un nuevo grupo de siete embajadoras, llamado «Colectivo VS», que son conocidas por su trabajo de defensa en la igualdad de género y la positividad corporal

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Menos de dos años después de que Victoria’s Secret cancelara su desfile de modas anual repleto de estrellas, conocido por sus looks de pasarela que combinaban lencería con alas enormes, la marca está retirando definitivamente a sus supermodelos llamados «ángeles».

En lugar de las modelos  un nuevo grupo de siete embajadoras, llamado «Colectivo VS», que son conocidas por su trabajo de defensa en la igualdad de género y la positividad corporal, y que representan una gama más amplia de tipos de cuerpos e identidades sexuales y de género.

El colectivo, que incluye a la futbolista Megan Rapinoe, la actriz Priyanka Chopra Jonas, la partidaria del bienestar mental Adut Akech, defensora de la igualdad Amanda de Cadenet, la defensora de Deportes juveniles Eileen, la modelo Transgenero Valentina Sampaio y la modelo de talla grande Paloma Elsesser, trabajará en nuevas líneas de productos y contenido multimedia, además de apoyar las causas de las mujeres para la compañía, según un comunicado de prensa.

«Este es un cambio dramático para nuestra marca, y es un cambio que adoptamos desde nuestro núcleo», dijo el CEO de Victoria’s Secret, Martín Waters, en un comunicado.

Waters fue promocionada en febrero, cuando la empresa matriz de Victoria’s Secret, L Brands, intentó venderla a una firma de capital privado en un acuerdo de US$ 525 millones que finalmente fracasó. (Victoria’s Secret ahora tiene planes de convertirse en su propia empresa que cotiza en bolsa). El miércoles, Waters le dijo al diario The New York Times que ya no ve a los ángeles «como culturalmente relevantes».