La estrella de Hollywood decidió organizar este domingo un espectáculo de fuegos artificiales a orillas del río Mississippi, que pagó de su propio bolsillo, tras enterarse de que en 2021 la ciudad no tenía previsto ofrecer a sus habitantes ningún evento especial debido a la pandemia del coronavirus.

ESTADOS UNIDOS.-Cada 4 de julio, las redes sociales de los famosos se llenan de fotografías de las fiestas que han celebrado con motivo del Día de la Independencia en Estados Unidos: la que Taylor Swift organizó religiosamente desde 2013 a 2016 en su mansión de Rhode Island -la misma que acabaría sirviéndole de inspiración para su canción 'The Last Great American Dynasty'.

Se convirtió en todo un acontecimiento en el que no faltaban los castillos hinchables y los posados para Instagram con bikinis con la bandera de barras y estrellas.

Este año el actor Will Smith ha pasado la fiesta nacional en Nueva Orleans, donde está trabajando en el rodaje de una película titulada 'Emancipación' que gira en torno a un esclavo que consigue escapar de una plantación de Luisiana. La estrella de Hollywood decidió organizar este domingo un espectáculo de fuegos artificiales a orillas del río Mississippi, que pagó de su propio bolsillo, tras enterarse de que en 2021 la ciudad no tenía previsto ofrecer a sus habitantes ningún evento especial debido a la pandemia del coronavirus.

En total, habría pagado unos cien mil dólares por una exhibición pirotécnica que tuvo lugar a las nueve de la noche y que la propia alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, promocionó en Twitter de antemano para darle las gracias al intérprete por este bonito gesto.

"El regalo de los fuegos artificiales de la ciudad fue posible gracias al actor y productor Will Smith, junto con su empresa Westbrook", escribió en su cuenta.