En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Es aberrante privilegiar en nombre de Dios

El viernes santo en la ciudad de Santo Domingo encontrar un establecimiento abierto es muela de gallo.  La reflexión de mi compañero la sentí como una estocada en el pecho: “esta ciudad recuerda la España de Franco”.

Sus palabras taladraron mi cerebro y habitan mi cuerpo. Después de 61años, República Dominicana todavía está sujeta al Concordato, un acuerdo fruto de una época absolutista entre la Iglesia Católica y  Leónidas Trujillo.

El Concordato fue un contrato elaborado por el Vaticano para ofrecer sus bendición a la dictadura de Trujillo. Firmado el 16 de junio de 1954, el contrato muestra las concesiones del dictador. Venias con carácter retroactivo a 1930, y vigente de manera indefinida para gobiernos subsiguientes.

Concordato y democracia son incompatibles, el inmundo acuerdo es suficiente fuente de desasosiego, para que las y los que dieron la vida por la democracia no descansen en paz.

El articulo XIII del Concordato permitió que el ex sacerdote polaco Wojciech Waldemar, (Alberto Gil), acusado de abuso de menores, posesión de pornografía infantil y tenencia ilegal de una pistola y munición, saliera del país por el salón de embajadores.  Arropado por la protección de los suyos.

Pero en este país, como la define Pedro Mir:

sencillamente tórrido y pateado,

como una adolescente en las caderas

sencillamente triste y oprimido

sencillamente agreste y despoblado

El Concordato protege pederastas. En República Dominicana, lugar donde el ex sacerdote cometió los crímenes, no se le pudo juzgar. Fue condenado en el Vaticano, con una pena leve, la mitad de la pena máxima a que enfrentaba. ¡Benigna! es el grito de la inconformidad de los padres y las madres de las victimas.

El Concordato, sustentado por nuestro Congreso, en el articulo XII afirma que: los eclesiásticos no podrán ser interrogados por jueces u otras autoridades…, y en el articulo XIII: en caso de detección será tratado con el miramiento debido a su estado y a su grado.

El Concordato no tiene desperdicio, cito algunos artículos. En el articulo III, el Estado Dominicano reconoce a la Iglesia Católica el carácter de sociedad perfecta….,

En el articulo VII, el Estado se compromete a construir todas las Iglesias Católicas. Además de edificios, oficinas y espacios adecuados para el alojamiento del  Obispado, además de cubrir los gastos de las Iglesias y  sus nominas.

El Concordato  materializa la diferencia entre los mortales y los elegidos: los sacerdotes estarán exentos de cualquier tasa de impuestos.

Un adefesio de las dictaduras en nombre de dios es el Concordato. En el 2015, cuestionarlo es todo  un atrevimiento, su mejor aliado es el silencio.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *