Martes, 18 de febrero, 2020

Es impresionante la apatía y la indiferencia de Haití ante Plan de Regularización, dice padre Serrano

Es impresionante la apatía y la indiferencia de Haití ante Plan de Regularización, dice padre Serrano
Es impresionante la apatía y la indiferencia de Haití ante Plan de Regularización, dice padre Serrano
Padre Mario Serrano

Padre Mario Serrano

Por Joaquín Caraballo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Haití no tiene la más mínima intensión de cooperar para que se organice el comercio dominico-haitiano en la frontera, según dijo este viernes el Padre Mario Serrano.

El sacerdote apuntó también que el vecino país está indiferente ante el Plan de Regularización que se lleva a cabo en República Dominicana.

“La apatía y la indiferencia de parte del gobierno haitiano, es impresionante la falta de responsabilidad para con sus propios conciudadanos”, expresó Serrano.

El religioso indicó que ante la actitud del gobierno haitiano, lo único que han podido hacer es llamar a los ciudadanos de ese país en situación irregular en República Dominicana para que se lancen a las calles a exigir sus derechos.

“Si yo no puedo impulsar mi propio Estado para que cumpla su legislación, imagínese que puedo hacer con el gobierno haitiano para que cumpla algo. Hemos llamado a esos ciudadanos para que se lancen a las calles a exigir a sus autoridades”, apuntó.

Al participar en El Despertador, del Grupo SIN, Mario Serrano expresó que el consulado haitiano en Dajabón les está cobrando por los papeles a los inmigrantes y no se da por enterado del combo que se estaría ofreciendo a los haitianos por un valor de mil pesos.

“Tuve una experiencia en el consulado de haitiano en Dajabón, cuando voy a pedirle si están notificada que hay un régimen especial para los documentos inicial: una acta de nacimiento, una cédula y un pasaporte como un combo de mil pesos para un migrante. Me dijeron -no estamos notificados”, apuntó.

Por otro lado, agregó que los principales servicios que necesita una comunidad no existen o son deficientes en la zona fronteriza Dajabón-Haití.

“No es un muro que necesitamos en la frontera, los materiales para construir que requerimos en Dajabón son para construir  canchas deportivas, caminos vecinales, hospitales, entre otros servicios que requiere la comunidad para vivir de forma digna”, expuso.

Advirtió que se necesita mejorar las relaciones Dajabón-Juana Méndez, “si esto no se logra esa zona se convertiría en un cementerio”.

Seguridad en la Frontera

El sacerdote Mario Serrano dijo que el trato que se les da a las personas que cruzan por la frontera no es el correcto.

“Esto preocupa a los mismos comunitarios en Dajabón, principalmente a los comerciantes porque es que maltratan a sus clientes. Y el tráfico de inmigrantes, mientras llevamos un plan de regularización mal hecho, sigue al día, la gente sabe por dónde se pasa, por dónde se tráfica”, aseguró el religiosos.

Puntualizó: “Es horrible colocarte en el puente y ver cómo están colocados los funcionarios dominicanos en el puente, en qué chercha, falta de rigurosidad y de institucionalidad  para que se dé un paso organizado”.

Denunció que en los mercados fronterizos el procedimiento de entrada es un “desorden impresionante”.

“Cerrar la puerta en un momento y después abrirla y todo un mar de gente corriendo, corriendo. Cómo es posible que no podamos organizar una entrada para quién venga a comercializar lo haga de manera ordenada, tranquila y que tenga un control. Es una incapacidad enorme de nuestro Estado, aplicar una real política que nos permita la comercialización educada y que nos beneficie a ambos pueblos. En Haití no hay la más mínima intención de hacer algo”, argumentó.

Plan de regularización

“Un plan de regularización es exitoso cuando logra regularizar una mayor cantidad de lo que no lo están. Y le convienen al Estado, a la persona y a la sociedad en general. Yo creo que no vamos a llegar a esa meta. Hay que continuar la regularización aun por encima del plan. El estado no puede para ese proceso”, agregó.

Por último, advirtió que los ilegales seguirán entrando al país porque “los necesitan los bananeros, la ganadería, y los otros sectores que necesitan esa mano de obra”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *