X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 257,186
  • Nuevos casos 623
  • Fallecidos total 3,385
  • Nuevos fallecidos 3
  • Recuperados 216,020
  • Críticos
  • Pruebas 1343391
<< Mapa interactivo >>

Ese demonio

Hay una febril e indiscriminada captura de aliados de parte de los principales candidatos presidenciales, seducidos por el impacto mediático y la señal de cohesión de sus respectivas propuestas más que por la probabilidad de que estos enlaces se traduzcan por sí mismos en un incremento de los votos.

Observo un activismo creciente de los llamados movimientos externos, una suerte de competencia frente a los mismos partidos políticos.  Son integrados por personas interesadas en la política, pero que rehusan caer en la fauce de las organizaciones partidarias, secuestradas por unas élites eternizadas, sin reemplazo, continuistas y totalmente cerradas.

La modalidad de suscripción de pactos electorales con personas físicas está en boga y se le pretende conferir las mismas caracteríticas de los acuerdos interinstitucionales  con base programática.  Ahí vimos a un Rodríguez Pimentel  planteando un pliego de demandas, para apoyar a Hipólito Mejía, que constituye un mini-programa de Gobierno.

Es como asistir al reino del absurdo. Este tránsfuga desahuciado y ataviado con corbata colorada “negocia” una alianza sobre la base de concepciones que horas antes habían sido expuestas públicamente por el candidato del PRD en su programa de Gobierno. Pero la  “genialidad” del ex funcionario le hace merecedor de una recepción con los brazos abiertos como una gran presea.

Me pregunto si con todos los corchos que andan flotando en el mar picado de los candidatos éstos  no están formando una cuenta por pagar más allá de sus propias posibilidades. Es un pasivo que se traga los frutos de cualquier reforma tributaria. Cuando uno de los aspirantes presidenciales principales gane la contienda electoral de mayo o de julio, el gran dolor de cabeza será armar el Gobierno dejando conforme al partido, a los aliados institucionales e individuales y a los movimientos de los sectores externos.

Es difícil exorcizar el demonio del clientelismo.

Twitter.com: @viktorbautista

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *