En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Espionaje de Merkel, comprometido por escuchas a Clinton, Kerry y Turquía

Espionaje de Merkel, comprometido por escuchas a Clinton, Kerry y Turquía
Espionaje de Merkel, comprometido por escuchas a Clinton, Kerry y Turquía
Ángela Merkel.

Ángela Merkel.

BERLÍN, Alemania .- El espionaje alemán quedó este sábado comprometido por revelaciones que apuntan que escuchó “por error” conversaciones de Hillary Clinton y John Kerry y que hizo un seguimiento sistemático a Turquía, en contradicción con la afirmación de la canciller germana, Angela Merkel, de que entre aliados no se espía.

Un mes después de pedir al jefe de la CIA que abandonase Alemania por prácticas de espionaje “entre amigos” y de la detención de un doble espía alemán que filtró a Estados Unidos documentos internos, los servicios secretos de la canciller se han visto obligados a dar explicaciones sobre sus propias escuchas.

Primero fueron las informaciones difundidas este viernes por el diario “Süddeutsche Zeitung” y las emisoras públicas NDR y WDR, según las cuales el BND -espionaje exterior- había captado una conversación telefónica de Clinton, cuando era secretaria de Estado de EE.UU., con el exsecretario general de la ONU Kofi Annan.

A esta escucha aparentemente “fortuita”, cuya existencia reveló un análisis de los documentos filtrados por el doble espía citado, siguieron este sábado otras informaciones, ahora del semanario “Der Spiegel”, que indican que no se trató de un caso excepcional.

Al menos en otra ocasión hubo una escucha “por error”, asimismo comprometedora, al sucesor de Clinton y actual secretario de Estado, John Kerry, mientras que Turquía, miembro de la OTAN desde 1952, está entre los “objetivos prioritarios” del espionaje alemán.

A falta de explicaciones del BND, los propios medios que han difundido estas informaciones parten del hecho de que las escuchas de llamadas vía satélite a Kerry y Clinton se produjeron a través de su red de observación en regiones en conflicto.

La de Kerry habría sido en 2013, a través de la red de escuchas en Oriente Medio, mientras que la de su antecesora se produjo al parecer en un viaje de Clinton, en 2012, a propósito de la situación en Siria.

Tanto “Der Spiegel” como “Süddeutsche Zeitung” inciden en que se trató de escuchas fortuitas que, inexplicablemente, no fueron borradas a continuación como habría sido lo correcto.

También apuntan a que este tipo de situaciones se han producido anteriormente -incluso durante décadas- y que, al margen de su presunta gravedad, han dado a Kerry el as que precisaba, cuando su homólogo alemán, Frank Walter Steinmeier, le instó a aclarar los casos de espionaje masivo por parte de EE.UU sobre sus aliados.

La fuente de esas comprometedoras informaciones son los 218 documentos que filtró a Estados Unidos el agente identificado por los medios como Markus R., detenido por orden de la Fiscalía Federal en julio y que ha confesado parte de los cargos que se le achacan.

Fortuitos o no -en el caso de Turquía-, estas acciones comprometen al BND y refuerzan la opinión entre la oposición de que ni Merkel ni su Gobierno quieren ahondar en el asunto, puesto que también sus servicios de espionaje realizan esas prácticas.

Las informaciones periodísticas entran así en el delicado tema de las escuchas -al teléfono móvil de Merkel, por un lado, y a las comunicaciones de millones de ciudadanos, por el otro- que han minado las relaciones de Berlín con EE.EE, su gran aliado transatlántico.

Merkel insistió entonces, y ha repetido cada vez que se le preguntó, que el espionaje entre aliados es intolerable.

Sin embargo, hasta ahora Washington no ha dado respuestas sólidas a las reiteradas peticiones de esclarecimiento presentadas por la Fiscalía Federal que investiga al doble espía o la comisión creada en el Parlamento Federal (Bundestag) a ese efecto.

La existencia de esas escuchas, aisladas o no, explicaría ahora por qué Berlín o la canciller no han puesto mayor contundencia en esas peticiones, se apunta en medios alemanes, mientras el opositor partido Los Verdes exigía este sábado el esclarecimiento total del asunto.

Los Verdes, como La Izquierda, han apremiado insistentemente a la concesión de asilo en Alemania al antiguo experto de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU, Edward Snowden, para que contribuya a esas investigaciones.

Desde el Gobierno se ha recordado asimismo con insistencia que existen acuerdos bilaterales de extradición, lo que impide cualquier intento de garantizar a Snowden -actualmente exiliado en Rusia- que no sería entregado a EE.UU.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *