En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Estadounidenses están a favor que homosexuales sirvan en Ejército

Estadounidenses están a favor que homosexuales sirvan en Ejército
Estadounidenses están a favor que homosexuales sirvan en Ejército

Homosexuales

WASHINGTON, Estados Unidos.- El 58 por ciento de los estadounidenses apoya que los homosexuales puedan servir abiertamente en las Fuerzas Armadas, reveló una encuesta del Pew Research Center.

La encuesta salió a la luz un día antes de que el Pentágono divulgue los resultados de un informe sobre el impacto que tendría en las Fuerzas Armadas derogar la ley “Don’t Ask don’t tell” (No preguntes, no lo digas), que impide servir en las Fuerzas Armadas a los homosexuales que indiquen abiertamente su condición sexual.

“Estos datos han variado poco en los últimos años”, explicó el Centro en un comunicado, en el que señaló que desde 2005 han llevado a cabo seis encuestas sobre este asunto y los datos han oscilado entre el 58 y el 61 por ciento, siempre a favor.

No obstante, todavía hay un 27 por ciento de personas que no están de acuerdo con que los homosexuales puedan formar parte de las Fuerzas Armadas estadounidenses, mientras un 16 por ciento se manifiestan indecisos.

La encuesta se realizó entre el 4 y el 7 de noviembre a 1.255 adultos y el Centro señala que los datos varían según afinidades políticas y religiosas.

El 44 por ciento de los republicanos se oponen a que haya cualquier cambio en la ley, frente al 40 por ciento que apoyan la apertura de la milicia a los homosexuales, mientras un 17 por ciento se mantiene indeciso.

Entre aquellos que se definieron como “conservadores”, el 52 por ciento se opuso a la derogación de la ley frente al 28 por ciento que se mostró a favor.

El porcentaje fue menor entre los republicanos que señalaron estar en sintonía con la línea más conservadora del partido y el movimiento conocido como “Tea party”.

Sólo uno de cada diez (el 38 por ciento) dijo estar a favor de desaparezca esta ley, frente al 48 por ciento que consideró que debería continuar en vigor.

Por el contrario, el 70 por ciento de los demócratas se mostró a favor de acabar con la ley “Don’t ask, don’t tell” frente al 18 por ciento que se opone y al 13 por ciento de indecisos.

La diferencia también es considerable entre los que se definen como “independientes”. El 62 por ciento estuvo de acuerdo con derogar la ley, el 23 por ciento en contra y el 14 por ciento no sabe.

Las mujeres se muestran más favorables a acabar con esta normativa (el 62 por ciento frente al 21 por ciento) que los hombres (el 52 por ciento frente al 32 por ciento).

El Departamento de Defensa revelará su informe el martes y se espera que el Senado vote sobre este asunto durante la sesión abreviada iniciada tras las elecciones legislativas del pasado 2 de noviembre, hasta que se forme el nuevo Congreso en enero.

El Centro señala que la oposición a que los homosexuales sirvan en las Fuerzas Armadas ha descendido considerablemente desde que el gobierno del entonces presidente demócrata Bill Clinton aprobara esta ley en 1993. En julio de 1994, el 45 por ciento de los consultados se oponía a que los homosexuales formaran parte de la milicia estadounidenses.

La norma, que fue concebida como “término medio” entre la propuesta de Clinton de levantar la prohibición y quienes lo consideraban contraproducente, permite a los homosexuales ser miembros de las Fuerzas Armadas siempre que no divulguen su orientación sexual.

El diario Washington Post adelantó a principios de mes los resultados de la investigación del Pentágono y señaló que el 70 por ciento de los militares consultados consideró que el impacto de abolir la ley sería “positivo, mixto o inexistente”.

El secretario de Defensa, Robert Gates, el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mike Mullen, y los líderes civiles y militares de los cuatro cuerpos del Ejército han recibido copias del informe de 370 páginas, que será presentado al presidente, Barack Obama.

Obama se ha mostrado a favor de acabar con esta ley, pero ha reiterado que quiere una transición ordenada.

Según ha denunciado el grupo Log Cabin Republicans, desde que entró en vigor esta ley, más de 13.500 militares han sido expulsados de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *