x

Estudios revelan el 83 % de tintas para tatuajes contienen ingredientes cancerígenos

Análisis

El nuevo estudio es el primero de su tipo que analiza los pigmentos en las tintas vendidas en Estados Unidos.

Imagen sin descripción

REDACCIÓN. – Los estadounidenses se están exponiendo involuntariamente a tintas para tatuajes que contienen sustancias químicas que dañan los órganos, según ha revelado una nueva e inquietante investigación.

Un análisis de 54 tintas comúnmente utilizadas en salones de tatuajes en los Estados Unidos ha descubierto que la friolera de 45 de ellas contiene aditivos o pigmentos no enumerados, incluidos productos químicos que se sabe que representan graves riesgos para la salud.

Los investigadores encontraron que el aditivo más común es el polietilenglicol, un compuesto que puede causar insuficiencia renal aguda.

Varias tintas también contienen 2-fenoxietanol, que puede causar efectos tóxicos en dosis altas. Los Institutos Nacionales de Salud enumeran la irritación pulmonar y hepática, así como el daño renal y nervioso, como posibles efectos.

El estudio, dirigido por Jonn Swierk del Departamento de Química de la Universidad de Binghamton, fue publicado este mes en la revista Analytical Chemistry.

Swierk y su equipo dijeron que su objetivo no es alarmar a los estadounidenses entintados, sino aumentar la transparencia en torno a los productos populares utilizados en los salones.

«Esperamos que los fabricantes tomen esto como una oportunidad para reevaluar sus procesos, y que los artistas y clientes tomen esto como una oportunidad para presionar por un mejor etiquetado y fabricación», dijo.

El año pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió un borrador de guía para los fabricantes y distribuidores de tinta para tatuajes para ayudar a reconocer situaciones en las que la tinta para tatuajes puede contaminarse con microorganismos y potencialmente perjudicial para la salud.

Entre 2003 y 2023, las empresas realizaron 18 retiros de tintas para tatuajes que estaban contaminadas con una variedad de microorganismos, algunos de los cuales pueden causar infecciones graves.

Sin embargo, los tatuajes están regulados como un producto cosmético en los EE. UU., lo que significa que, en la mayoría de los casos, los ingredientes no tienen que ser aprobados por la FDA antes de su uso.

Por el contrario, la Unión Europea prohibió dos tintas verdes y azules de uso común en 2022 después de que los reguladores afirmaran que contenían sustancias químicas peligrosas.

Más de 100 millones de estadounidenses tienen al menos un tatuaje.

Casi la mitad de todos los adultos de 30 a 49 años se tatúan, según el Pew Research Center.

Las tintas para tatuajes contienen dos partes: un pigmento y una solución portadora.

El pigmento puede ser un compuesto molecular, como un pigmento azul, o un compuesto sólido, como el dióxido de titanio. La solución portadora, por otro lado, transporta el pigmento a la capa media de la piel.

El nuevo estudio es el primero de su tipo que analiza los pigmentos en las tintas vendidas en Estados Unidos.

«Estos nominalmente permanecen en la piel, [junto con] el paquete portador, que es en lo que está suspendido el pigmento».

Comenta con facebook