X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Martes 19 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 196,591
  • Nuevos casos 1,625
  • Fallecidos total 2,461
  • Nuevos fallecidos 16
  • Recuperados 145,115
  • Críticos
  • Pruebas 966,545
<< Mapa interactivo >>

EU: ¿Normalidad?

EU: ¿Normalidad?

El desenlace favorable a Biden y al PD de la toma violenta del Capitolio, sede del Congreso de EE.UU, por las “tropas” trumpistas, no le devuelve las normalidad a EEUU  y no representa la salvación de una democracia inexistente desde la fundación de es republica federativa; que pronto se erigió en un Súper-Estado y una oligarquía terroristas, invasora y guerrerista a escala planetaria. Solo apagaron una hoguera para abrir una etapa convulsiva.

Con ese hecho el neofascismo -acosado institucionalmente y mediáticamente por la otra  facción perversa en que se divide el poder estadounidense- adelanta la confrontación extra-institucional; creando una situación que apunta hacia una degradación del Estado Federal en  el contexto de una pugna  de alta intensidad, que tiende a agravar la crisis interna y a dirimirla con ascendentes niveles de violencia y en detrimento de la formalidad democrática-electoral que encubre un dominio oligárquico-capitalista hoy fraccionado y devela la falsedad de la “gran democracia” estadounidense.

Ambos bandos tienen mucha fuerza y es prácticamente imposible que en corto o mediano plazo uno elimine al otro. Es un choque destructivo para los dos y para el imperio que los creó, y eso es bueno para la causa antiimperialista y anticapitalista. Entre los dos candidatos y los jefes de esas bandas enfrentadas no hay unos buenos  y otros malos. ¡Cual de las partes peor!

Las elites “globalista” y “nacionalista” son dos pandillas con mucho poder empresarial, mafioso y armado. TRUMP no es TRUMP, ni es un loco a despreciar: es una expresión de decenas de millones gringos, blancos sobre todo, civiles y militares, y de no pocos mega-millonarios. BIDEN, por igual, aunque con otros atributos nefastos y mas raíces en los consorcios globales.

Cualquiera de los dos puede salir de juego y eso no modifica ese “choque de trenes”. Eso de “meter preso” a Trump no es cualquier cosa y puede empeorar todo. Cuando chocan dos poderes así no es un maíz “sacrificar” al jefe del bando contrario sin derrotar al conjunto; y el neofascismo gringo, lejos de haber sido derrotado, está en ascenso, aunque Biden y los “globalistas” ocupen este mes la Casa Blanca y el Capitolio.

 Además, porque Biden y los “globalistas” intentan “meter preso” a Trump, o a gente de Trump, no significa que represente lo bueno. Balaguer “metió preso” a Jorge Blanco por corrupto y Abinader puede hacer lo mismo con Danilo, mientras se abraza con Leonel e Hipólito y se pliega a magnates locales y transnacionales que estafan al Estado. El fondo es otro.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *