x

Exculpa sin disculpa

El arzobispo Ozoria reculó ayer resaltando que la Iglesia y el Gobierno mantienen paz y armonía en sus relaciones. Según Ozoria, los “medios de comunicación quieren ponerlos a pelear”. Quizás si, pero no. Culpar los medios por publicar los disparates que diga cualquiera para luego recoger vela, es un recurso que los prelados deberían dejar solo a políticos irresponsables.

José Báez Guerrero

El arzobispo Ozoria reculó ayer resaltando que la Iglesia y el Gobierno mantienen paz y armonía en sus relaciones. Según Ozoria, los “medios de comunicación quieren ponerlos a pelear”. Quizás si, pero no. Culpar los medios por publicar los disparates que diga cualquiera para luego recoger vela, es un recurso que los prelados deberían dejar solo a políticos irresponsables.

La epifanía política de Ozoria fue momentos después de conversar con el presidente Medina en el Palacio Nacional, en un “diálogo fraterno” sobre el apoyo estatal a los proyectos católicos. Es realmente penoso que el país haya estado casi dos semanas en un bréjete de opinión pública por la declaración del propio Ozoria sobre las deficiencias judiciales, la alegada falta de independencia entre poderes públicos y la cantaleta opositora de que el país marcha hacia una dictadura.

Nunca conviene pelearse con curas, pero la verdad que muchas veces sus opiniones sobre asuntos terrenales revelan un exceso de candidez celestial. Quizás esta aclaración arzobispal refleja mejor la posición católica sobre el gobierno, pero…

Comenta con facebook