En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Expertos eléctricos abogan por reducción de pérdidas para acabar con crisis del sistema

Expertos eléctricos abogan por reducción de pérdidas para acabar con crisis del sistema
Expertos eléctricos abogan por reducción de pérdidas para acabar con crisis del sistema
Conductor de electricidad.

Conductor de electricidad.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Expertos que participaron como expositores en el V Foro Anual de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE) coincidieron en que se deben reducir las pérdidas en distribución para poder mejorar la calidad del sistema eléctrico dominicano.

Las pérdidas de energía, que en este momento se encuentran en 33 %, le cuestan al país 1,300 millones de dólares anuales, dos millones de dólares diarios, lo que no va de acuerdo con la Estrategia Nacional de Desarrollo y, aunque los expositores reconocieron que el sistema de distribución ha mejorado a través del tiempo, indicaron que no lo ha hecho en la medida que el país lo requiere.

El presidente de ADIE, Marcos Cochón, en sus palabras de bienvenida, expresó que de nada servirá trabajar para tener una mejor matriz de generación, mejores redes de transmisión y mejores regulaciones y planes vinculados con subsidio y tarifa, por ejemplo, si las pérdidas de distribución se mantienen por encima, “en nuestro caso muy por encima”, de los niveles internacionalmente aceptables para que un sistema funcione de manera exitosa.

Jesús Bolinaga, gerente general del Consorcio Energético Punta Cana Macao (CEPM) indicó que no importa el país, la cantidad de clientes de una empresa distribuidora ni el precio promedio de venta de energía, las pérdidas se pueden controlar. Un ejemplo de esto es su propia empresa, generadora y distribuidora de electricidad, cuyas pérdidas son de sólo 5.74% a pesar de tener precios más altos que los de las distribuidoras estatales, ya que la energía que venden no es subsidiada.

En ese sentido, recientemente CEPM se coronó como la primera empresa dominicana en recibir un reconocimiento de la Encuesta Anual de Excelencia en el Servicio al Cliente de la Comisión de Integración Energética Regional (CIER).

CEPM ganó el segundo lugar en relación calidad-precio en clientes residenciales ya que estos prefieren tener un buen servicio y pagarlo, con lo que queda desfasado el mito de que los dominicanos no pagan la energía porque es cara.

El consultor internacional José Inostroza Lara, quien ha trabajado en planes de reducción de pérdidas en países como Colombia, Chile, Argentina, Brasil y Perú indicó que una característica común en todos esos países donde se redujeron las pérdidas fue la inversión.

En Colombia por ejemplo se invirtieron 116  millones de dólares en las redes vulnerables y la colocación de medidores protegidos con lo que se logró reducir las pérdidas de 23.61% a 10.45% en solo tres años.

Inostroza identificó la presencia estatal en el sector eléctrico como uno de los escollos principales que tuvieron esos países para la reducción de pérdidas en la década de los noventa en América Latina, ya que esto produjo señales negativas, especialmente en el modelo tarifario con la implementación de subsidios que fomentaban el uso irracional de la energía.

Los exponentes coincidieron en que la tarifa eléctrica debe reconocer los costos de producción y de entrega de energía para que los clientes puedan ver una señal de precios y hacer esfuerzos por ahorrar.

De su lado, el asesor energético George Reinoso hizo un ejercicio mediante el cual proyectó los resultados a futuro de la compra y venta de energía si se comienzan a reducir gradualmente las pérdidas desde ahora hasta llegar al 12% en el 2019.

Manteniendo las pérdidas actuales, al final del periodo la demanda crecería a 14,689 GWH mientras que controlando las pérdidas, la demandada bajaría a 12,681 GWH, lo que equivaldría a evitar la producción de una planta de 330 MW en el 2019. Con esto se reduciría la compra a los generadores, la facturación crecería a un ritmo promedio de 5.7% anual en vez de a 3.5%, se podrían incorporar los clientes desconectados del sistema y se eliminaría el racionamiento.

Vista la necesidad de mejorar el sistema de distribución de electricidad, el consultor privado Héctor Guilliani Cury, ex funcionario del Banco Central y la CDEEE, propuso una capitalización popular que consiste en privatizar las empresas distribuidoras traspasando su propiedad patrimonial a todos los sectores de la población mediante la venta de acciones de estas compañías usando mecanismos que permitan una participación amplia de la población que impida la concentración de las acciones en pocas manos.

Según lo expuesto por Cury, ningún dominicano invertiría en una compañía que solo cobra el 64% de la energía que sirve y cuyos números siempre están en rojo, ni tampoco en una empresa controlada por el gobierno, por lo que previo al traspaso patrimonial es necesario reestructurar la administración para que exista una gestión profesional y despolitizada de las Edes. Para este fin procedería conformar una junta de directores para regir todas las compañías distribuidoras compuesta por reconocidas figuras públicas nacionales e internacionales reclutadas mediante concurso.

Los beneficios de este modelo serían, primero, un mercado dinámico de acciones en República Dominicana. Segundo, que la rehabilitación de redes no necesitaría endeudamiento pues para esto se utilizarían los recursos generados por la capitalización y, finalmente, el costo de endeudamiento sería cero.

Otra propuesta presentada por Jesús Bolinaga, quien además es presidente de la Asociación Dominicana de Sistemas Eléctricos Aislados, fue que el Estado abra concursos para empresas de comprobada experiencia y les entregue zonas de gestión, no a modo de concesión, sino de administración. Estas empresas vendrían con su capital e invertirían en las redes.El modelo de recuperación bajo este sistema, según las proyecciones expuestas por Bolinaga, sería energía 24/7 en toda la zona después de 4 años, el gobierno recibiría beneficios a partir del quinto año y las tarifas reflejarían el costo real de la energía manteniendo el BONOLUZ focalizado.

Después de un amplio análisis las conclusiones indicaron que para tener un sistema eléctrico estable y de buena calidad se necesita reducir las pérdidas a los niveles promedio de la región (12%), reconocer en la tarifa los costos reales de la energía, buscar alternativas para bajar el costo de producción de la electricidad y hacer las mejoras en las empresas de distribución. Al cabo de cuatro años se proyectan resultados positivos de unos ocho millones de dólares.

Comenta con tú facebook

Comentarios

acabar la corrupcion que existe en la CDEE tanta mafia a mayor voltaje menor ampere por que se cobra mas en un contador 220 que uno 110 v ac son tremendo delincuente abuso en las factura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *