En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¡Expira sección 215 de la ley patriota en los Estados Unidos!

¡Expira sección 215 de la ley patriota en los Estados Unidos!
¡Expira sección 215 de la ley patriota en los Estados Unidos!

REDACCIÓN.- Los poderes invasivos de espionaje masivo otorgados por la Agencia de Seguridad Nacional desde las secuelas de los ataques terroristas del 2001, desaparecieron a media noche luego de un dramático fin a la sesión del Senado en la cual, todo el mundo, incluyendo hasta los más grandes partidarios de la ASN, concedieron de que reformas substanciales en este tema eran inevitable

 

img

 

Luego de casi dos años después de que Edward Snowden revelara al periódico The Guardian que la ley Patriota estaba siendo usada en secreto para justificar la colección de registros telefónicos de millones de ciudadanos norteamericanos, críticos del espionaje masivo fueron más lejos de lo que se esperaba y forzaron el fin de una serie de otras autorizaciones legales concebidas en la era Bush con la Ley Patriota también.

Las provisiones expiradas, sujetas a una “cláusula terminal” desde hoy primero de Junio del 2015, probablemente sean remplazadas más tarde esta semana con nueva legislación- el Acta de Libertad – que permanentemente prohíbe a la ASN de coleccionar registros en masa, e introduce nuevas reglas de transparencia para otras actividades de espionaje. El Acta de Libertad, una vez sea aprobada, será el primer límite impuesto en el poder de espionaje de la ASN desde el Acta de Inteligencia Extranjera aprobada en el 1978.

Pero hasta entonces, aparte de la expiración de los poderes de colección de registros telefónicos de la ASN, la FBI es impedida de utilizar poderes otorgados por la Ley Patriota que incluyen la persecución de los llamados “registros de negocios” relacionados con el uso del Internet, y de los registros de declaraciones de hotel y de alquiler de coche.

Ambos desarrollos representan un hecho notable, y es que el líder de mayoría republicano de la Cámara de Diputados, Mitch McConnell, que inicialmente trató de simplemente extender la vigencia de las provisiones de la Ley Patriota, y que siempre se opuso con contundencia a cualquier tipo de reforma razonable de la misma, incluso cuando la mayoría de los miembros de su partido cambiaron de parecer al respecto y cuando la gran mayoría de los diputados de la Cámara aprobaban de las reformas que traería el Acta de Libertad, finalmente concedió que algún tipo de reforma al acta patriota es ahora mismo inevitable.

Los esfuerzos de McConnell y sus colegas, que se oponían a cualquier reforma, fueron frustrados por una oposición creciente de los republicanos del Senado y, particularmente, por su colega de Kentucky, el Senador Rand Paul.

Durante la poco ocurrente sesión vespertina del Senado el pasado Domingo, tan solo horas antes de que las provisiones de la Ley Patriota estaban previstas para expirar, el líder republicano admitió que “este es el único camino hacia adelante.” Momentos después, el Senado votó 77 a 17 para proceder a debatir el Acta de Libertad.

El proceso fue aclamado por la Casa Blanca, que también se ha mostrado en apoyo del Acta de Libertad luego de que Barack Obama propuso que la ASN pudiese buscar registros específicos directamente de las compañías telefónicas en vez de invadir la privacidad de todos los ciudadanos.

“El Senado tomó importantes pasos hacia adelante – aunque llegaron un poco tarde,” dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca Josh Earnest. “Hacemos un llamado al Senado de que asegure que este irresponsable lapso en las autoridades sea tan efímero como sea posible.”

Incluso el Senador Rand Paul, que se orienta por ideales libertarios y que inicialmente se opuso al Acta de Libertad argumentando que no era suficiente para proteger los derechos de los ciudadanos norteamericanos, concedió que probablemente el acta pasaría eventualmente, aunque se mostraba determinado a alargar el debate por cuanto fuera posible. “Hoy empieza el proceso de terminar la colección en masa”, dijo el candidato republicano a la presidencia en 2016.

“Yo no lo voy a aceptar más, y yo creo que el pueblo americano no lo van a aceptar tampoco.” Dijo Paul cuando tomó el Senado para otro discurso prolongado que le han ayudado a propulsarse a la luz pública en un momento clave en la carrera republicana para la nominación a la presidencia.

Las tácticas de Paul provocaron reacciones furiosas de representates del partido republicano que incluyeron in percance caliente con John McCain, que lo acusó de poner en peligro la seguridad nacional para promover su campaña presidencial. McCain dijo el domingo que Paul “obviamente prioriza más proveer fondos para su campaña que proveer seguridad a su nación.”

Paul respondió insinuando que sus oponentes les importaba más probarlo errado a él que la seguridad del país. “Algunos de ellos secretamente desean que pase un ataque terrorista solo para que puedan culparme a mí.”

Obama y su jefe de ineligencia, James Clapper, también hicieron una puja final el viernes para que el Senado pasara el Acta de Libertad, alegando que la expiración de las provisiones de la Ley Patriota expondría a los Estados Unidos a la amenaza terrorista.

Pero un inspector general del Departamento de Justicia reportó que el acceso masivo al internet y la cantidad masiva de información disponibles al FBI nunca habían sido fundamentales en una investigación.

“Los agentes que entrevistamos no identificaron ni un solo progreso de caso que ocurrió por el uso de los registros obtenidos gracias a la Sección 215” concluyó el reporte.

Originalmente cautelosos de las implicaciones en la privacidad personal que tendría la Sección 215, el Congreso de los Estados Unidos permitió que la cláusula terminara después de cinco años. Pero, con casi todos los aspectos de su aplicación práctica escondidos del público y de los políticos detrás de una discreción extrema – especialmente la adición post 2006 del espionaje en masa llevado a cabo por la ASN – reautorizaciones de las provisiones de la Ley Patriota se habían convertido en rutina.

La última vez que alguna legislación fue considerada, en 2011, pasó con 72 votos a 23 en el Senado y con 250 a 153 en la Cámara de Diputados.

Pero esta vez, las revelaciones de Snowden perforaron la capa de clandestinidad gubernamental y marcó el comienzo de lo que es posiblemente el debate más abierto de los poderes de espionaje en los 63 años de historia de la ASN.

“No hay duda en que jugó un rol,” le dijó el senador republicano Dean Heller a The Guardian. “Yo pienso que jugó el mismo rol para mí como para la gente americana, que estaban sorprendidos y aturdidos de que su gobierno tenía este tipo de acceso a este tipo de data.”

Fuente. The Guardian, Dan Roberts, NSA reform: Bush-era powers expire as US prepares to roll back surveillance, primero de junio 2015

 

 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *