En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Fallece en Roma la actriz española María Mercader, viuda de Vittorio de Sica

Fallece en Roma la actriz española María Mercader, viuda de Vittorio de Sica
Fallece en Roma la actriz española María Mercader, viuda de Vittorio de Sica

María Mercader

ROMA, Italia.- La actriz española María Mercader, intérprete de películas como “Un garibaldino en el convento” y “La puerta del cielo” y segunda esposa del maestro del cine italiano Vittorio De Sica, falleció hoy en Roma a los 92 años, informaron los medios de comunicación italianos.

La intérprete, que había participado en más de cuarenta películas a lo largo de su carrera profesional, nació en Barcelona el 6 de marzo de 1918 en el seno de una familia de la alta burguesía catalana.

Mercader debutó en el cine cuando todavía era muy joven, como protegida de la realizadora Rosario Pi, que la convirtió en la protagonista de su película “Molinos de viento” (1937).

La actriz desarrolló la mayor parte de su carrera cinematográfica en el extranjero y en Italia conoció a De Sica en el rodaje de “Un garibaldino en el convento” (1942).

Mercader y De Sica fueron amantes hasta que el intérprete capaz de conmover al mundo con clásicos del neorrealismo italiano como “El ladrón de bicicletas” consiguió el divorcio de su primera mujer, Giuditta Rissone.

Desde entonces, Mercader se convirtió en su compañera inseparable hasta su muerte, el 13 de noviembre de 1974.

Sobre su marido, Mercader había dicho en varias ocasiones que “era un caballero”, “un hombre bueno” y alguien con quien le era “muy fácil trabajar”, puesto que se conocían a fondo.

Con él tuvo dos hijos: el compositor Manuel De Sica y el también actor y productor cinematográfico Christian De Sica.

La actriz abandonó el cine y el teatro cuando nacieron sus hijos porque, según admitió ella misma, Vittorio de Sica se lo había pedido y no volvió a trabajar hasta la muerte de su marido.

En esta última época trabajó con Marco Ferreri en “La casa del sorriso” (1988) y con Jaime Camino en “Luces y Sombras” (1988).

Asimismo, participó en “Il Conte Max” de su hijo Christian, en 1991.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *