En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Fe y Vida: “El Derecho de los Demás”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores, esperando que con el favor de Dios se encuentren bien en unión de sus respectivas y queridas familias.

Siempre digo que la lectura instruye. Un medico, abogado, psicólogo, y así sucesivamente que se queden con lo que aprendieron en los libros cuando fueron a la universidad, y no lean cada día las nuevas tecnologías, y métodos que salen a diario en los jornales de medicina, abogacía o psicología se quedan rezagados, y no estarán nunca el día de los nuevos descubrimientos tanto científicos, como de  leyes.

Yo personalmente leo algunas cosas que me envían, las que verdaderamente me interesan, a unas les saco provecho y me enriquezco con la lectura de las mismas y otras como no me interesan solo leo un pedazo de las mismas, y a veces ni las leo, dependiendo el titulo, porque estas no me van a producir nada. Pero bueno, para que el mundo sea mundo tenemos que tener de todo, y no podemos quitarle el derecho a los demás de leer lo que ellos quieran.

Hace unos días llego a mis manos algo que me envió un amigo muy querido, y que quiero compartir con Ustedes y lleva por titulo: El Arte de vivir Juntos, y dice así: “Cuenta una leyenda de los indios siux que, cierta vez, Toro Bravo y Nube Azul llegaron tomados de la manos a la tienda del viejo hechicero de la tribu y le dijeron: Nosotros nos amamos y vamos a casarnos. Pero nos amamos tanto que queremos un consejo suyo que nos garantice estar para siempre juntos, que nos asegure estar uno al lado del otro hasta la muerte, ¿Hay algo que podamos hacer? El viejo hechicero emocionado al verlos tan jóvenes, tan apasionados y tan ansiosos por un consejo suyo les dijo. Hacer lo que pueda ser hecho, aunque sean tareas muy difíciles, Tu Nube Azul, debes escalar el monte al norte de la aldea solo con una red, cazar el halcón mas fuerte y traerlo aquí, con vida, hasta el tercer día después de la luna llena. Y tú, Toro Bravo, debes escalar la montaña del Trueno; allá encima encontraras a las más bravas de todas las águilas. Solamente con una red, deberes agarrarla y traérmela para mi viva. Los jóvenes  se abrazaron con ternura y luego partieron para cumplir con la misión encomendada a ellos. El día fijado, en frente de la tienda del hechicero, los dos esperaban con las aves. El viejo las sacó de las bolsas y constató que eran verdaderamente hermosos ejemplares de los animales que él les había pedido. ¿Y ahora, qué debemos hacer? Los jóvenes le preguntaron. Tomen las aves y amárrenlas una a otra por las patas con esa cinta de cuero. Cuando estén amarradas, suéltenlas para que vuelen, libres.

Ellos hicieron lo que les fue ordenado y soltaron los pájaros. El águila y el halcón  intentaron volar, pero apenas consiguieron dar unos saltos por el terreno. Minutos después, irritadas por la imposibilidad de volar, las aves comenzaron a agredirse una a otra, picándose hasta lastimarse. Entonces, el viejo hechicero les dijo: Jamás olviden lo que están viendo. Y este es mi consejo. Ustedes son como el águila y el halcón. Si estuvieran amarrados uno al otro, aunque fuera por amor, no solo vivirían arrastrándose sino también mas tarde o mas temprano, comenzaran a lastimarse uno al otro. Si quieren que el amor entre ustedes perdure, vuelen juntos, pero jamás amarrados. Libera a la persona que amas para que ella pueda volar con sus propias alas. Esta es una verdad en el matrimonio y también en las relaciones familiares, amistades y profesionales. Respeta el derecho de las personas de volar rumbo a sus sueños. La lección principal es saber que solamente libres las personas son capaces de amar.

Mis queridos hermanos, Dios nos creo completamente libres para escoger entre el bien y el mal, depende de nosotros lo que queramos escoger.

Termino con la Primera Carta de San Pedro, Capitulo 3, Versículo 9 que dice: No devolváis mal por mal, ni contestéis el insulto. Por el contrario, bendecid, ya que vosotros mismos fuisteis llamados a obtener la bendición.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

 

      

 

Comenta con tú facebook

Comentarios

Muy hermosa esa historia que nos cuenta. Es muy cierto, dos atados no pueden volar, hay que ser libre para volar, y llegar a completar lo que uno se propone en la vida. El buen Dios le cuide siempre
Sr. Ray, sin haber leido antes su escrito, he aconsejado muchas veces eso mismo a las jovenes parejas que buscan pasar todas sus vidas juntos. Dense espacio, no se quieran controlar uno al otro Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *