En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Fe y Vida: “El Elogio”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

No podemos querer tapar el sol con un dedo, a todos los seres humanos nos gustan que nos elogien, a unos más y a otros menos. A todos nos gusta que nos den una palmadita en la espalda y nos digan que lo estamos haciendo bien, que las cosas se han hecho porque nosotros metimos la mano en el asunto, que somos buenos padres y esposos, y así muchas otras cosas más. Nada malo hay en esto, lo cierto es que no podemos llenarnos de vanagloria ante algún elogio, y creernos superiores a los demás.

En una reciente investigación realizada por unos terapeutas que trabajan con familias hicieron notar que los miembros de las familias están cada vez más fríos. Según ellos ya no existen más cariño, a las cualidades no se les da el valor que las mismas merecen, solamente se escuchan críticas. Los seres humanos gastan su tiempo viendo el defecto de los demás, ese es el motivo por el cual las relaciones de hoy en día no duran mucho, y es porque los seres humanos se hacen cada vez más intolerantes.

Los elogios están cada vez más ausentes entre las familias de clase media y alta. Hoy en día no se ve a los esposos elogiando a sus esposas, y viceversa, no se ve mucho a los jefes que elogian el trabajo de sus empleados, casi no vemos hoy a los padres elogiando a sus hijos, y mucho menos se elogia a los amigos por sus logros.

Hoy en día lo que vemos es muchas personas superficiales, que viven su vida dando valor y elogiando a los artistas y cantantes, a personas que solo usan su imagen para ganarse unos cuantos cuartos, están personas tienen la obligación de cuidar su cuerpo y su figura. Esta ausencia del elogio han afectado a las familias grandemente.

Hay una gran falta de diálogo en los hogares, esto es debido al exceso de orgullo en las personas, y el mismo impide que las personas conversen y digan cómo se sienten, sin embargo no lo dicen en sus hogares, pero van a la consulta de un psicólogo o terapeuta para conversar de aquellas cosas que no pudieron decir en su hogar y que ellos les ayuden a encontrar soluciones.

Hoy en día las parejas destruyen sus matrimonios, y terminan buscando en otras u otros lo que no pudieron o no trataron de conseguir dentro de su unión conyugal. Si queremos tener una sociedad mejor y más sólida tenemos que comenzar a dar valor y elogio a nuestras esposas o esposos, a nuestras familias, a nuestros hijos, amigos, empleados, alumnos, etc.

Elogiemos al buen profesional, su buena actitud, su ética, aprendamos a elogiar el comportamiento de nuestros hijos, observemos lo que las personas tienen de bueno, el buen profesional, el buen hijo, la buena madre o el padre, la buena esposa o esposo, la mujer y el hombre que se cuidan, deberíamos vivir en una sociedad en la que unos se preocupen por los otros, nosotros los seres humanos fuimos creados para vivir en comunidad, no podemos vivir solos, unos necesitamos de los otros, es imposible vivir aislado. Recuerda de elogiar a las personas cuando hagan algo bueno, eso les motiva para continuar haciéndolo.

Por eso, elogiemos a alguien hoy, imagínense a cuantas personas podríamos hacerlas felices solamente elogiándolasun poquito.

Termino con este pedazo de la Carta de San Pablo a los Colosenses, Capitulo 3, Versículo 17 que dice: “Y todo lo que hacéis, de palabras o de obra, hacedlo todo en nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por El”.

 Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Quisiera saber porque no se puede puyar donde dice te gusta o no. A veces no tengo tiempo de comentar y solo puyo, pero ahora no se puede, puyas y nada pasa. Siempre leo los escritos del Señor Ortega
Muy buen articulo. El dialogo se ha perdido entre las familias y se ha perdido sobre todo en los matrimonios. En mi casa me recuerdo cuando yo era niña se dialogaba a la hora de cenar. Jesús le cuide.
Sr. Ray Buen comentario. Halagamos a los de afuera y a los nuestros, casi los ignoramos. Es un gran motivo de la separacion entre padres e hijos. Continue ayudandonos, por favor. Saludos, Carlos
Apreciado Ray saludos, hace dias no se de ti ni te veo por RCD bueno aqui tienes otros de tus motivadores articulos, muy bueno te felicito, espero verte pronto abrazos JOM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *