En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Fe y vida: “Tenemos que ser Coherentes, ¿Hago yo, lo que digo?”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

La mayoría de las veces las personas nos juzgan por como actuamos, hay un refrán que dice: “La mujer del Cesar no es que lo sea, sino que lo parezca” Esto quiere decir que hay que tener mucho cuidado entre lo que decimos y como actuamos.

Hace unos cuantos días llego a mis manos algo que me enviaron y que luce como una historia simpática, pero nos muestra la importancia de ser coherentes entre lo que creemos, lo que decimos y lo que hacemos. Bueno, comparto con Ustedes esta historia  que luce ser simpática pero que tiene un gran mensaje, y dice así: El semáforo se puso amarillo justo cuando él iba a cruzar en su automóvil y, como era de esperar, hizo lo correcto: Se detuvo en la línea de paso para los peatones, a pesar de que podría haber rebasado la luz roja, acelerando a través de la intersección.

 La mujer que estaba en el automóvil detrás de él estaba furiosa. Le tocó la bocina por un largo rato e hizo comentarios negativos en alta voz, ya que por culpa suya no pudo avanzar a  través de la intersección…y para colmo, se le cayó el celular y se le regó el maquillaje.

 En medio de su pataleta, oyó que alguien le tocaba el cristal del lado. Allí, parado junto a ella, estaba un policía mirándola muy seriamente. El oficial le ordenó salir de su coche con las manos arriba, y la llevó a la comisaría donde la revisaron de arriba abajo, le tomaron fotos, las huellas dactilares y la pusieron en una celda.

 Después de un par de horas, un policía se acercó a la celda y abrió la puerta. La señora hasta el mostrador, donde el agente que la detuvo estaba esperando con sus efectos personales.

 Señora, lamento mucho este error, le explico el policía. Le mande a bajar de su automóvil mientras usted se encontraba tocando la bocina fuertemente, queriendo pasarle por encima al automóvil del frente, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces.

 Mientras la observaba, me percaté que: De su retrovisor cuelga un rosario. Su automóvil tiene en el bumper una calcomanía que dice: Jesús te ama. Su placa tiene un borde plástico en la cual se lee, Amor y Paz. Y finalmente, tiene usted en su automóvil el emblema cristiano del pez.

 “Como es de esperarse, supuse que el automóvil era robado”.

 El oficial pensó que el automóvil era robado, pues realmente ella no actuaba en coherencia con todo lo que tenía visible en su automóvil. Tenemos que tener mucho cuidado y ser coherentes, no se puede actuar como aquel que decía: Haz lo que yo digo y no lo que yo hago.

Los dejo con el Versículo 29 del Capítulo 4  de la Carta de San Pablo a los Efesios que dice así: “No salga de nuestra boca ni una palabra malsonante, sino palabras buenas para edificar cuando sea necesario y que hagan bien a los que la oyen”.

 Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Es triste ver como se leen cosas que no enriquecen y no se leen las cosas que llenan el alma, y si las leen no dejan su comentario. Siga así Señor Ortega, a mi me gustan sus escritos, y soy Evangelico
Don Ray. Nuestro decir tiene que ir de la mano con nuestro ser, sino algo esta fallando. No podemos decir haz lo que yo digo y no lo que yo hago. Gracias por este bello escrito. El buen Jesús le cuide
Sr. Ray, aqui debemos tener mucho cuidado para siempre ser lo que decimos ser. Todos hemos fallado alguna vez, pero debemos mantenernos en la linea de Jesus, para llegar a El un dia. Saludos Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *