X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Lunes 18 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 194,966
  • Nuevos casos 1,848
  • Fallecidos total 2,448
  • Nuevos fallecidos 11
  • Recuperados 144,208
  • Críticos
  • Pruebas 960,804
<< Mapa interactivo >>

"Fidelio", de Beethoven, vuelve al Covent Garden londinense

"Fidelio", de Beethoven, vuelve al Covent Garden londinense

Royal Opera House del Covent Garden

LONDRES.- La producción de Jürgen Flimm, de «Fidelio», de Beethoven, ha vuelto a la Royal Opera House del Covent Garden londinense aunque esta vez bajo la dirección musical de Mark Elder y con la soprano sueca Nina Stemme como Leonora.

Elder, director de la famosa orquesta sinfónica Hallé, de Manchester, que hará el mes próximo una gira por España, tuvo que sustituir en el último momento por enfermedad al ruso Kirill Petrenko, futuro director de la Ópera Estatal Bávara.

Flimm sitúa la acción en una moderna dictadura sin que la escenografía llegue a resultar convincente ni en la escena de la prisión del primer acto, ni en la final con todo el variopinto coro sobre el escenario en lo que parece ser un musical americano.

El director alemán no ha explotado todas las posibilidades derivadas de su idea de trasponer la historia a un régimen de terror del siglo XX como puede ser el actual de Libia o el de alguna de las afortunadamente ya pasadas dictaduras militares latinoamericanas.

Queda en cualquier caso la parte musical y vocal, y Stemme, sin llegar totalmente a la altura de su colega finlandesa Karita Mattila en el papel de la fiel esposa que se viste de hombre para poder llegar hasta el calabozo donde han encerrado a su marido, Florestán, canta con una excelente pureza de línea y proyección de voz.

El tenor alemán Endrik Wottrich repite como Florestán, tiene una voz clara, de bello timbre y resulta especialmente emocionante en la escena del calabozo, al comienzo del segundo acto, cuando canta eso de «Dios, qué oscuridad aquí».

El bajo austríaco Kurt Weill vuelve también a Covent Garden en el papel de Rocco, y su veteranía es siempre garantía de solidez vocal mientras que la soprano británica Elizabeth Watts es una Marzelline muy lograda.

El bajo-baritono germano-australiano John Wegner es un Pizarro especialmente siniestro y oscuro mientras que su colega jamaicano comunica bien a través de su voz la nobleza de su personaje, el ministro de la Corona Don Fernando.

En resumen, este «Fidelio», que puede verse hasta el 16 de abril, resulta pese a algunas debilidades mucho más interesante desde el punto de vista musical y vocal que desde el escénico.

 

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *