Ir arriba
Miércoles 23 de septiembre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 102,289
  • Nuevos casos 589
  • Fallecidos total 2,047
  • Nuevos fallecidos 3
  • Recuperados 81,668
  • Críticos
  • Pruebas 446,239
<< Mapa interactivo >>

¡Firme en la Tormenta!

¡Firme en la Tormenta!

Cuando visito la ciudad de Barcelona, en España, suelo ir a la Parroquia San Félix Africano. En estas navidades, dentro de sus actividades, tenían la puesta en circulación del libro “Firme en la Tormenta” escrito por Rodrigo Amaya. Me llamo la atención el título y asistí. La mayoría de los presentes eran de la comunidad “Misionero de Jesús” a la que pertenece el autor.

Fue un acto sencillo, de profundo significado. El Párroco, Joaquín Iglesias, hizo la presentación de la obra, destacando el significado de perseverar en la fe cristiana, para vencer los obstáculos de la vida. Luego, el autor, emocionado, dio pinceladas del contenido: la historia de su vida

Habló de sus dificultades, tropiezos, caídas, limitaciones, siendo niño y adolescente; de sus ansias y esfuerzos por salir adelante en medio de la miseria; de sus debilidades y la de su padre; de su fe y optimismo de que Dios, iluminaría su camino.

Leí la obra “Firme en la Tormenta”. Efectivamente, el autor habla de su niñez en medio de la pobreza; de su juventud llena de limitaciones, debilidades ante las tentaciones y lo que hacía para evitar el fango. Se mantuvo firme en su meta, en medio de la tormenta, abriendose paso por el buen camino, asido a las manos de Dios;   los hermanos de su iglesia lo acogieron, lo llenaron de valor y lo apoyaron en sus afanes de ser hombre de bien, útil a la sociedad.

Esta obra debería ser leída por los que viven situaciones difíciles. Es un decirle SI PUEDES, no pierda la esperanza, la fe en Dios te ayudarás. Es la historia de mucha perseverancia, como dijo el Padre Joaquín. En la oscuridad, Rodrigo supo buscar luces; no se dejó arropar por la tormenta, salió del oleaje. Caía, pero se levantaba, se sacudía, buscaba la luz divina, pedía con fuerza la ayuda del Todopoderoso y la tenía.

Debemos estar vigilantes al entorno. Como a Rodrigo, hay quienes nos ven luchando para salir de la penumbra y tienden a dispararnos para vernos caer. Pero agarrados de Dios ¡Nunca caemos!! La paz espiritual que proporciona es un arma poderosa, ¡llena de amor!! y todo lo que se llena de amor, da fuerza, tranquilidad, seguridad.

Al leer este libro recomiendo buscar su esencia, los maravillosos milagros de la fe en Dios. Necesitamos más personas que como Rodrigo, con firmeza y coraje, sean capaces de contar sus caídas, luchas por levantarse y sus logros; historias reales que dicen ¡SI PUEDO! cuando surgen dudas de la posibilidad de salir del fango y vencer el enemigo.

La salvación esta en llamar a Dios, con fe.  Con los brazos abiertos, está esperando que sus hijos lo llamen para salir en su ayuda y llenándole el alma de amor, volverlo invencible.

 

 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *