Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Martes 24 de noviembre, 2020
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 138,829
  • Nuevos casos 419
  • Fallecidos total 2,311
  • Nuevos fallecidos 1
  • Recuperados 112,882
  • Críticos
  • Pruebas 685,707
<< Mapa interactivo >>

Francia entra este viernes en confinamiento con un llamamiento a la paciencia

Francia entra este viernes en confinamiento con un llamamiento a la paciencia
Francia entra este viernes en confinamiento con un llamamiento a la paciencia

FRANCIA.- Francia se convertirá a partir de la medianoche del viernes en el segundo país europeo, después de Irlanda, en aplicar un nuevo confinamiento, previsto para un mes aunque con más excepciones que en marzo, por lo que apela a la responsabilidad ciudadana para contener el virus.

«Vivimos una situación fuera de lo común. La solución está en manos de la ciudadanía», dijo hoy en rueda de prensa el primer ministro, Jean Castex, que insistió en que las medidas de protección son las más efectivas: limitar los contactos, respetar las distancias y llevar mascarillas, incluso dentro de las casas.

Una postura que coincide con los especialistas y científicos que se han pronunciado en las últimas horas, como la directora del Instituto de Epidemiología de Salud Pública francés, Dominique Costagliola, que señaló este jueves que el país «ha fracasado en su desconfinamiento».

En las últimas 24 horas, el país registró 47.637 nuevos contagios confirmados, una de las cifras más altas de la última semana, y 250 nuevos fallecimientos, con lo que el total de fallecidos desde el inicio de la epidemia sube a 36.020 y el de casos a 1,282 millones.

La tasa de positivos se encuentra ya en el 19,4 % y en la última semana ha habido 15.786 hospitalizaciones, 2.278 de ellas en ucis.

Castex insistió hoy en que la expansión del virus golpea «con la misma brutalidad toda Europa» y que «nadie» había previsto una ola «tan violenta y rápida».

«No hay otra solución» que el confinamiento, constató Castex.

A diferencia de los casi dos meses de confinamiento entre mediados de marzo y principios de mayo, el Gobierno francés ofrece más flexibilidad.

Las salidas del domicilio para acudir al médico o a un especialista se permiten, hay un mayor abanico de empresas que mantendrán la actividad, como comercios de bricolaje, guarderías, hoteles y servicios médicos. Además, los comercios que quieran ofrecer servicio de recogida de pedidos o envíos a domicilios podrán hacerlo.

Las precisiones del Gobierno tras el anuncio del reconfinamiento que hizo el presidente, Emmanuel Macron, este miércoles, permitieron aclarar que el trabajo solo será una razón para salir de casa en los casos en los que sea imposible el teletrabajo. En la medida de lo posible, piden que se limite a un par de días a la semana.

Para salir del domicilio, habrá que llevar una declaración jurada con opciones que incluyen salidas para hacer la compra, ir a la farmacia o al médico, hacer deporte o pasear a las mascotas durante un máximo de una hora y en un perímetro de un kilómetro o acudir a visitar a un familiar o una persona vulnerable.

A esto se añaden ahora acompañar o recoger a los niños a la escuela, desplazamientos de viajes, permitidos dentro de las fronteras de la Unión Europea y fuera de la UE únicamente para residentes en Francia o regreso de franceses, en ambos casos llevando una prueba de diagnóstico negativa que se hará a la llegada al aeropuerto si no se dispone de una.

COLEGIOS E INSTITUTOS ABIERTOS

Los colegios e institutos seguirán abiertos, mientras que universidades y centros de enseñanza secundaria, así como centros de actividades extraescolares y conservatorios permanecerá cerrados con cursos únicamente a distancia.

El Gobierno francés ha ampliado hoy la obligación de llevar mascarilla a los niños a partir de los seis años, frente a la edad mínima de once fijada hasta ahora.

«Los contagios de los niños tienen lugar fuera del colegio, sobre todo en sus círculos privados. Es un deber fundamental de mantener abierta la escuela mientras sea posible», dijo el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer.

Los establecimientos recibirán los nuevos protocolos de acogida en los próximos días, aunque Blanquer explicó que todos los alumnos deberán incorporarse a las aulas, se ofrecerán mascarillas a los menores que lo necesiten y se permitirá que los profesores con fragilidad frente al virus puedan solicitar la baja.

Los miembros del Ejecutivo defendieron que el país está ahora mejor armado frente a al epidemia que en marzo pues todos los sectores han establecido protocolos estrictos.

CIERRE DE 200.000 COMERCIOS

«Es un golpe duro para todas las empresas que van a cerrar. Pienso en concreto en los 200.000 comercios que van a verse obligados a cerrar», dijo el ministro de Economía, Bruno Le Maire.

El ministro detalló que las ayudas públicas del segundo trimestre del año volverán a funcionar y serán ampliadas en algunos casos, con exención de cotizaciones, ayudas al pago de alquiler, préstamos estatales y ampliación de sus plazos de reembolso.

El costo total de cada mes de confinamiento será de 15.000 millones de euros, detalló Le Maire, quien añadió que «por precaución» y para tener en cuenta el conjunto de gastos relacionados con la crisis hasta final de año, se van a rectificar los presupuestos de 2020 para añadir un suplemento de 20.000 millones de euros.

El Ministerio de Sanidad ha declarado además el «plan nacional blanco» que permite que las operaciones quirúrgicas no necesarias sean pospuestas en Francia.

Su responsable, el ministro Olivier Véran, se felicitó de que 9.000 sanitarios se han inscritos en las listas de refuerzos para hacer frente a la epidemia, en buena parte estudiantes, y se ampliarán el número de camas de urgencias, de 5.000 a 6.000, y paulatinamente hasta las 10.000, según indicó Macron ayer.

«No estamos diciendo que en cuatro semanas estemos seguros de lograr frenar la epidemia. Pero, a diferencia de la primera ola, el virus va menos rápido, el numero de enfermos aumenta con menor rapidez», dijo Véran, que apuntó que la mejora se debe a las medidas previamente tomadas como el toque de queda y el cierre de bares y gimnasios desde finales de septiembre.

Cuando el Gobierno francés insiste en demandar la responsabilidad de los ciudadanos, a última hora de la tarde del jueves un centenar de personas se concentraron en el centro de París para protestar contra las medidas de confinamiento que reducen la actividad de los ciudadanos a, según gritaron: «Metro, trabajo y la cama». 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *