En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Ganaron las ex colonias

Ganaron las ex colonias
Bernardo Vega

En la recién finalizada Copa Mundial de Futbol siete de los once jugadores franceses que ganaron a Croacia y catorce de los veintitrés componentes de ese equipo galo, nacieron en ex colonias africanas, o descienden de personas oriundas de ellas.

No es una coincidencia. Desde hace tiempo el gobierno francés ha estado auspiciando en los barrios pobres periféricos de las grandes ciudades como París, denominados banlieues, la construcción de campos de fútbol para reducir los actos de violencia que allí ocurren con frecuencia como lo son huelgas, quema de vehículos, etc., pues en esos lugares reside el grueso de los emigrantes pobres que llegan de las ex colonias y otros países. Esa política no es diferente a la seguida en la República Dominicana entre 1965 y 1967 por la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID) cuando construyó canchas de voleibol y basquetbol en los barrios pobres de la ciudad de Santo Domingo para reducir las tensiones ligadas a la guerra civil y “entretener” a nuestra juventud guerrillera.

La extrema derecha francesa, presidida por el partido que hoy encabeza Marine Le Pen, se ha quejado de esa abundancia de personas ligadas a las ex colonias alegando que cuando llega el momento tradicional de entonar “La Marsellesa” al inicio de los partidos, los jugadores de las ex colonias no lo hacen, ya sea porque no se sienten estimulados a hacerlo, o porque no se saben la letra. Ese partido derechista tiene su símil en nuestro país con el de Vincho Castillo y sus hijos.

Coincidiendo con la victoria francesa sobre Croacia el presidente Donald Trump advirtió públicamente sobre el peligro de que cambie la tradicional y milenaria cultura europea debido a la influencia de la gran cantidad de inmigrantes, tema que repite en Estados Unidos con relación a los musulmanes, mexicanos, centroamericanos, haitianos, etc. y por eso auspicia la construcción del muro en la frontera con México y leyes anti inmigración.

Los integrantes del equipo francés provienen de El Congo, Senegal, Mali, Guinea, Togo, Camerún y dos países musulmanes, Argelia y Marruecos.

En Estados Unidos la segregación racial impidió que jugadores negros participasen en las Grandes Ligas hasta 1947, terminada la Segunda Guerra Mundial cuando pudo participar el célebre Jackie Robinson. Los dominicanos contamos en Grandes Ligas con tantos peloteros hoy día que según un cuadro sobre sus salarios que recibí en Washington mientras fue embajador allí, sus ganancias colectivas exceden la suma total de nuestras exportaciones de café, cacao y tabaco y no dudo que ganaríamos en un juego de estrellas compuesto por jugadores dominicanos contra norteamericanos. Esa idea la propuse en una ocasión al cardenal de Nueva York, pues el juego hubiese sido para levantar fondos para la iglesia.

Pero pensemos nosotros los dominicanos cuál sería nuestra actitud si llegara a las Grandes Ligas un pelotero nacido en República Dominicana pero de padres haitianos y con nombre haitiano. ¿Lo consideraríamos dominicano? Ya ha ocurrido que un prospecto para las Grandes Ligas no pudo salir del país porque siendo de origen haitiano, pero nacido en la República Dominicana, era parte de los apátridas, pues no contaba con papeles con qué conseguir un pasaporte.

Croacia, el equipo perdedor, es un país que forma parte de lo que fue la antigua Yugoslavia y que hoy además incluye a Eslovenia, Serbia, Kosovo, Macedonia, Montenegro y Bosnia-Herzegovina. Son conocidos como “los Balcanes” donde hasta hace poco tuvo lugar una sangrienta guerra, que incluyó genocidios entre musulmanes, cristianos y grupos nacionalistas, pues allí existen diferentes religiones e idiomas. Más de un académico ha descrito a las islas del Caribe como “los Balcanes del trópico”, pues entre nosotros se habla inglés, español, francés, creole, papiamento y holandés. Somos cristianos, musulmanes e hindúes. Políticamente, entre nosotros hay países independientes, incluyendo una Cuba comunista, colonias inglesas, como las Islas Turcas, francesas como Guadalupe y Martinica y también holandesa como St. Marteen, para no mencionar un híbrido raro como el Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Lo que nos diferencia de los Balcanes auténticos es que nos rodea el mar y, por supuesto, que todavía no contamos con un excelente equipo de futbol que tal vez incluya a hijos de haitianos, un país donde el futbol es el deporte nacional.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *