En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Generación cobarde

Amin Amaury Zapete Peña.

Por Amín Zapete.

Muchas personas, adultas en su gran mayoría, se sorprenden al escuchar mi nombre y siempre me externan que debo sentirme orgulloso por esos dos nombres, lo que me llena de alegría, motivación y placer. Mis nombres son, Amín, por Amín Abel Hasbún y Amaury, por Amaury Germán Aristy.

De la misma manera que me causa placer escuchar a esas personas diciéndome lo grande que fueron Amín y Amaury, me pregunto, ¿Qué estoy haciendo para honrar los nombres de estos dos grandes luchadores de nuestra patria?

Me atrevo a decir, sin temor a equivocarme, que un porcentaje significativamente mínimo de dominicanos recordó el día de ayer ese trágico 24 de septiembre, hace 42 años, en el que Amín fue asesinado de un tiro en la cabeza a manos del raso López Acosta, frente a su esposa embarazada y su hijo de dos años.

Esta triste y oscura página de la historia de nuestro país, donde dejaba el suelo de su patria querida un joven meritorio y gloria nacional, la Policía Nacional lo bautizó como un simple “intercambio de disparos”, condenando al criminal y ejecutor a solamente cinco años de prisión y luego, premiándolo con su liberación al cumplir la mitad de su condena.  De esta manera le rindieron justicia a este héroe nacional.

De una forma similar, el 12 de enero del 1972 apagaron la luz de Amaury Germán, un joven apegado a los verdaderos valores e ideales políticos, siempre firme y luchando en contra de la política represiva y dictatorial de los gobiernos encabezados por Joaquín Balaguer.

Cayó abatido heroicamente en el km. 14 ½ de la autopista las Américas, luego de enfrentarse a un ejército de más de 2,500 soldados fuertemente armados, tanques de guerra y hasta asistencia de la Fuerza Aérea; todos unidos con un mismo fin, eliminar el furor patriótico que reinaba en el cuerpo de Amaury y en los de sus compañeros.

Al releer las increíbles historias de esos patriotas, los aportes, las luchas, el derramamiento de su sangre, la entrega de sus propias vidas, y el riesgo de muerte de sus seres queridos -todo por amor a nuestra patria-, me siento tan pequeño y avergonzado de lo individual y ajeno que vivimos los jóvenes de nuestro país a esto.

Los temas que reinan en cualquier tertulia juvenil son desarrollados en una especie de nebulosa mental, originada por las diarias distracciones, mayormente sin sentido, que los medios venden cada día y distribuyen a nuestros jóvenes con cerebros vírgenes y sin desempacar.  Distracciones cuya única finalidad es entretener y mantener al margen a ese segmento de nuestra población de los problemas sociales que realmente están acabando día tras día con la sociedad dominicana.

 

Somos una generación cobarde y pequeña que ignora sus derechos y, por tal motivo, no lucha por ellos y permite toda clase de atropellos y maltratos a su dignidad.  El futuro de nuestra patria es incierto y oscuro y estas biografías e historias nos aclaran más que héroes patriotas no existen en nuestro país, solo líderes depravados que andan en búsqueda de su satisfacción personal a costa de lo que sea, en este caso, a costa de nuestra patria.

NO ME PONGAN EN LO OSCURO

A MORIR COMO UN TRAIDOR

YO SOY BUENO Y COMO BUENO

MORIRE DE CARA AL SOL (José Martí).

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *