Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Miércoles 28 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 121,667
  • Nuevos casos 320
  • Fallecidos total 2,203
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 98,880
  • Críticos
  • Pruebas 545,492
<< Mapa interactivo >>

¿Gobierna la radio?

La impunidad no sólo beneficia a funcionarios, sindicalistas o empresarios corruptos. Hay otra tan flagrante y más corrosiva. La exhiben con horrorosa desvergüenza comunicadores cuyo vedetismo-cum-paroxismo les hace candidatos seguros a electro-choques o cuando menos internamiento psiquiátrico.

La semana pasada, el payaso mayor del coliseo radiofónico criollo, muy creído de su propio valimiento, dijo de Duarte que fue cobarde, “depresivo y homosexual”, histérico y canalla “sin carácter ni cojones”. Esa opinión pudiera tomarse tal cual es: una barrabasada por alguien aparentemente desquiciado y sin cabales. Pero resulta que ella, esa persona, ha creado de sí mismo un mito de ser muy culto y sabio, lo cual muchos despistados oyentes creen. Entonces inflige inmerecidamente un daño enorme a la imagen del Padre de la Patria. ¡Para decir “Duarte” debería primero enjabonarse tan sucia boca!

Unas expresiones tan vagabundas, infundadas y soeces deben motivar reacciones condignas del Instituto Duartiano, la Academia de la Historia, el Colegio de Periodistas o la Procuraduría. Pero tan enorme insolencia quizás sólo moleste a pocos. ¡Cuánta maldita impunidad!

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *