x

Gobierno de Javier Milei cambiará el nombre del Centro Cultural Kirchner

Medida

"Hoy ya es ex CCK. No está definido el nuevo nombre, cuando lo definamos se lo comunicaremos. La decisión está tomada en función de que no exista más como tal", informó el portavoz presidencial, Manuel Adorni, en sus rutinarias ruedas de prensa en la Casa Rosada (sede del Ejecutivo).

Foto: fuente externa

Buenos Aires.- El Gobierno de Javier Milei anunció este martes que cambiará el nombre del Centro Cultural Kirchner (CCK), aunque de momento, no ha definido un nuevo apelativo para el bastión símbolo de la era kirchnerista en Argentina.

«Hoy ya es ex CCK. No está definido el nuevo nombre, cuando lo definamos se lo comunicaremos. La decisión está tomada en función de que no exista más como tal«, informó el portavoz presidencial, Manuel Adorni, en sus rutinarias ruedas de prensa en la Casa Rosada (sede del Ejecutivo).

El ahora «ex CCK» es el mayor edificio cultural de Latinoamérica y la obra más emblemática de los doce años de gestión kirchnerista, que transformó el viejo Palacio de Correos y Telégrafos en un proyecto de seis años que demandó el triple del presupuesto original para ser terminado.

El centro fue una idea impulsada por el fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), aunque finalizado e inaugurado por su viuda y exmandataria, Cristina Fernández (2007-2015), con el objetivo de ser un espacio moderno, amplio y diverso, que permita reunir manifestaciones artísticas, visuales y escénicas, además de ser un ámbito para la educación.

Entre sus atracciones más importantes, posee una sala de conciertos llamada ‘La Ballena Azul’, que tiene una capacidad para 1.750 personas y una excelente acústica; una cúpula desde donde se puede ver la ciudad de Buenos Aires, y ‘La Gran Lámpara’, que es una estructura vidriada y colgante sostenida desde un entramado de vigas, que albergará obras modernas de arte decorativo.

El centro tiene una superficie total de 100.000 metros cuadrados y, al ser la exsede del Correo Central, fue construido en 1928; su restauración ascendió de 103 millones de dólares en 2010, a 275 millones de dólares para 2015.

En redes sociales, la cuenta oficial de la Vocería Presidencial de Milei consultó a los usuarios de X «¿Cómo se debería llamar?», mientras que el subsecretario de prensa apuntaló un par de opciones: «Centro Cultural Argentina; Jorge Luis Borges; o Ernesto Sábato.

No es la primera vez que Gobiernos no peronistas quieren cambiar el nombre del, ahora «ex CCK», ya que en 2018 un diputado de la coalición Cambiemos (centroderecha, actual Juntos por el Cambio) había presentado un proyecto de ley para modificarlo a raíz de casos de corrupción en el gobierno kirchnerista con la obra pública.

Comenta con facebook