En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Golpe a una mafia

Ojalá que permanezca en el tiempo el nuevo modelo de subastar los permisos de importación a través de la Bolsa Agropecuaria, pues eso significa no sólo el fin de una mafia estructurada, que drenó las arcas públicas desviando miles de millones de pesos, sino que se trata de una de las medidas más trascendentes del actual gobierno en términos de transparencia.

Sin embargo, la administración del presidente Danilo Medina se casaría con la gloria si pidiera cuenta en la justicia,  a reconocidos personajes que hoy navegan en dinero sin disimulo, sobre los permisos otorgados antojadizamente en los últimos seis años, que deben suponer desvíos de fondos en perjuicio del Estado, y a favor del propio bolsillo de los ejecutores, por miles de millones de pesos.

No hay que ir muy lejos. Los datos están en manos del Ministerio de Agricultura y de la Dirección de Aduanas  y son susceptibles de ser convertidos en un expediente certero, preciso y judicialmente irrebatible,  aunque fuese manejado por  un pasante de abogado. Claro, habría que pagar el precio político de llevar a juicio a personajes integrantes de grandes altares.

Esta sería una invaluable oportunidad para el doctor Marino Vinicio Castillo, desde la Dirección de Ética, con la cual lograría un cierre en alta de su polémica vida pública.

Probablemente la recuperación de recursos provenientes de esa cruzada contra la mafia de los permisos de importación sería suficiente para evitar algunas cargas impositivas, de esas que ensaya el Ministerio de Hacienda, como el gravamen a los ahorros, que entraña un nivel de daño muy superior al potencial de dinero que se recaudaría.

No puede ser que mientras los ciudadanos tendremos que pagar los platos rotos de una fiesta en la que no bailamos (me refiero a la inevitable reforma tributaria) los artífices de los famosos permisos de importación transiten por las calles a sus anchas disfrutando una libertad que no merecen.  Hay que completar la obra, señor Presidente.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *