X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 257,186
  • Nuevos casos 623
  • Fallecidos total 3,385
  • Nuevos fallecidos 3
  • Recuperados 216,020
  • Críticos
  • Pruebas 1343391
<< Mapa interactivo >>

Gracias a Dios el silencio no existe…

Hay varios tipos de periodistas en nuestro país. Entre esos hay Complacientes: estos nunca tratan de cuestionar al entrevistado. Se puede decir que son periodistas sociales, con perdon de estos. Describen algo sin aun entrar a analizarlo.

Hay otros, muy pocos y escasos que incursionan de varias formas para sacar verdades o cuestionar mentiras que el entrevistado plantea. Son muy escasos, normalmente predominan mujeres. En ese renglón podemos inscribir a Alicia y a Nuria. Una mas dulce, sutil y otra mordaz………….siendo las dos agresivas como la vida misma.

Ambas son para algunos, “Agresivas”, sutilmente agresivas, porque no tienen miedo. Basta con ver las entrevistas que ambas han dado de temas diversos en la cuales demuestran. Primero: su capacidad y segundo: su valentía.

Sí, porque hay que tener mucho valor y veracidad para decir cosas tan claras y tajantes. Cuestionar a personas del poder económico o del poder político no es fácil. Saben por demás que fácilmente pueden granjearse opiniones encontradas.

Hace dos noches Nuria enfrento directa y duramente al embajador venezolano en el país. Nadie puede llamarse a engaño que la señora Piera hizo gala en su forma de entrevistar e investigar… esa es ella. Qué bueno que sea asi porque podemos confiar.

Porque tenemos una periodista que no vende sus ideas ni su forma de expresarlas.

Alicia al igual que Nuria ha hecho lo propio. En una oportunidad su esposo, Hasbun me enseño hace más de un año un contrato de millones de pesos a la firma de la señora Ortega y que ella se había negado a firmar porque entendía que cuestionaba y limitaba en ciertas medidas su libertad de acción en sus espacios informativos y en su programa El Informe…

Gracias a Dios nos encontramos en un país donde la verdad no se silencia, en ellas y en lo que nos atrevemos a escribir en digitales, que normalmente tenemos cientos por no decir miles de seguidores…

Escribí hace más de un año sobre ambas resaltando las condiciones de las mismas. La nueva generación de periodistas (ellos y ellas) deberían tener ese fuste que tienen en demasía estas dos profesoras del valor, la investigación respetuosa y la verdad. No venden su silencio.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *