En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Gran pérdida

El fallecimiento del periodista Joaquín Ascención, luego de una ardua lucha contra un cáncer, priva a la sociedad dominicana de un hombre solidario y de probada vocación de servicio.

En un país aquejado, entre otros muchos males, por la indiferencia y el particularismo, su forma de ser y de actuar le granjeó una inmensidad de genuinos afectos y de amistades perdurables.

En silencio, sin hacer ostentaciones ni buscar reconocimientos por su carácter humilde y de bajo perfil, de manera presta y espontánea orientaba a quienes tocaban su puerta.

Cuando además de un buen consejo se requería alguna ayuda material que no estaba a su alcance, él la gestionaba y su insistencia para lograrla era tan intensa como la necesidad y la indefensión del solicitante.

Su sentido del compromiso, del deber y de la responsabilidad no admitía fallas ni excusas. Se exigía demasiado, a veces más allá de lo razonable y es probable que esto precipitara su enfermedad.

La legión de colegas y amigos que desfiló ante su lecho en las últimas semanas de su titánica lucha contra un devastador cáncer fue un tributo a un hombre noble y, sobre todo, admirablemente humilde.

En la funeraria y en el camposanto, mucha gente humilde y tan leal como él, acudió a despedir al amigo con el que siempre contaban.

En efecto, este singular ser humano se distinguió por la autenticidad de sus actos sencillos y por el valor que le asignaba a la amistad, por encima de conveniencias efímeras, y ajeno a representaciones de ocasión.

Su experiencia en el periodismo fue dilatada, tanto en radio como en televisión y prensa escrita, ya que laboró en varios programas y como corresponsal del periódico El Vocero, de Puerto Rico.

Dotado de un dinamismo extraordinario y de un fino tacto para resolver situaciones, era además un trabajador incansable, 24 horas disponible para atender sus obligaciones y un servidor a tiempo completo que no sabía decir no.

Paz a sus restos y sentidas condolencias a su familia y a sus amigos verdaderos, porque ellos también están de luto y estremecidos por esta gran pérdida del consejero, del hermano.

Comenta con tú facebook

Comentarios

NO SOLO EL PERIODISMO HA PERDIDO A UN GRAN HOMBRE. LA SOCIEDAD TODA. PORQUE POCOS SON LOS DE LA MADERA QUE FUE JOAQUIN ASCENCION. HASTA LUEGO, HERMANO DEL ALMA. LEO HERNANDEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *