En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Gustavo Rivera: mi hermano Lupillo me amenazó de muerte

Gustavo Rivera: mi hermano Lupillo me amenazó de muerte
Gustavo Rivera: mi hermano Lupillo me amenazó de muerte
Hermanos Rivera.

Hermanos Rivera.

REDACCIÓN CULTURAL.- Cada vez que los problemas entre los hermanos Rivera parecen estar cerca de resolverse, surgen nuevas informaciones que ponen más obstáculos a un posible reencuentro.

Un día después de ofrecer la mejor disposición para un reencuentro en un programa de televisión, Gustavo Rivera confirmó que su hermano Lupillo lo amenazó de muerte luego del incidente de los batazos contra el vehículo de Lupillo.

El mayor de los hermanos Rivera describió cómo se dieron las amenazas. “Él le llamó a mi hija y le dijo ‘si algo le pasa a tu papá, es porque yo lo mandé a hacer o yo lo hice’. Le llamó a otra persona en la familia, para decirle que yo estoy vivo nada más porque esa persona –a la que llamó Lupillo- está viva, porque si no, yo estaría muerto.  Después de esa llamada, Lupillo cambió su número de teléfono”.

Por la gravedad de las acusaciones, Rodner Figueroa le aclaró que sus dichos en el programa podrían ser motivo de una demanda por difamación por parte de Lupillo en contra de Gustavo, a lo que éste último respondió que tiene “el reporte donde yo fui con mi hija al departamento de policía. No lo quería hacer porque incluso hablé con algunas personas para tratar de mediar, pero esas personas e incluso el mismo policía me dijeron que lo tenía que hacer”.

Según Gustavo, tras las escenas de los batazos a la camioneta de su hermano, Lupillo quería meterlo a la cárcel. “Ese día Lupillo le dijo a la policía que me arrestaran, que me llevaran a la cárcel. Él me quería meter a la cárcel y al final no sucedió porque él y Mayeli –esposa de Lupillo- comenzaron a llamar a la familia y mi hermano Pedro llegó y lo convenció de que no me metiera a la cárcel”.

Frente a Don Francisco primero y luego frente a Verónica Bastos, Rodner Figueroa y Lourdes Stephen, Gustavo reconoció que su intención con el bate era romper el vidrio de la camioneta de su hermano para tomarlo del cuello y sacarlo del vehículo para que pudieran decirse todo de frente, pero que desconocía que sus sobrinos estuvieran en el interior. Por lo tanto aseguró que no tiene ningún problema en llamarles para disculparse –como lo solicitó Lupillo Rivera en entrevista con Raúl de Molina para El Gordo y La Flaca-.

“Si me dieran el teléfono de Lupillo yo le llamaría a sus hijos –para disculparme- pero no lo tengo, solo sé llegar a su casa, que no puedo ir para allá en estos momentos, pero si me dan el número, se lo dan a Juan, a Rosy, a todos los que quieran, llamamos nosotros”, aseguró Gustavo.

Además de las demandas y agresiones entre Gustavo y Lupillo, también está el problema de las demandas que Lupillo habría intentado levantar contra su padre y su hermana, la fallecida Jenni Rivera, las cuales fueron descritas por Gustavo.

“Quiero aclarar el punto de las demandas: Él –Lupillo- no terminó la demanda en contra de mi papá, pero habló con su abogado, intentó demandarlo para tratar de quitarle toda la música que tenía de él –de Lupillo-, después de que mi padre le dio toda la carrera. A Jenni también la intentó demandar porque no quería que se usara el nombre de Lupillo en ningún libro y en ese caso el abogado sí le mandó la carta a Jenni. En el caso de mi papá la demanda no prosperó porque Lupillo habló con su abogado y éste le dijo “si tu papá pagó los masters, pagó la música, no puedes demandarlo para nada”.

Al final Gustavo Rivera reiteró cuál es, desde su perspectiva, la forma de resolver el conflicto que pareciera no tener fin entre los hermanos de Jenni Rivera. “Lupillo ve a la casa de tu mamá y tu papá y todo va a estar bien hacía adelante. Ahora,  si sigues sacando cosas que no son ciertas, porque tú mismo lo sabes ‘mijo’… no seas así ‘mijo’, aprende, por favor, hay que hablar como carnales, te quiero, te adoro, pero me estás haciendo un daño enorme carnal, me estás metiendo a la lumbre y tú sabes bien que yo no me lo merezco porque soy el único de la familia con el que nunca tuviste problemas.

“Tú sabes bien que yo te abrazaba, te besaba, te decía que te adoraba, cuando necesitabas algo o tenías algún problema, yo sí te ayudaba carnal y eso me duele bastante, lo que está sucediendo, mi mamá sufre, llora, por favor arregla todo, pídele disculpas y después hablamos nosotros, pero hazlo ya”, recordó.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *