En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Hasta cuándo seguiremos esperando

Más de 25 millones de muertos por Sida, más de 14 millones de negros fallecidos  en África, más de 34 millones de infectados en el mundo, más de 3 millones de niños y niñas huérfanos, más de 7,000 nuevas infecciones de VIH cada día.  Hasta ahora el Papa Benedito XVI afirma: “Pueden darse casos particulares en que está justificado el uso del preservativo”. Los autoproclamados representantes de dios en la tierra y máxima autoridad del la iglesia Católica son pausados a la hora de reconocer los avances de las ciencias y los derechos humanos.

La directora de lra Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan  calificó de “buen comienzo” y el director ejecutivo de la agencia de Naciones Unidas para el Sida (ONUSIDA), Michel Sidibé considera “un paso significativo y positivo”, “Esto ayudará a acelerar la revolución para la prevención del sida al promover un enfoque basado en los derechos humanos”.

En esta media isla, compartida con Haití, el país más pobre de América, por consecuencia con las mayores tasas de VIH/SIDA del continente. ¿Qué más necesitamos? Será posible que podamos soñar con una campaña  de prevención del SIDA utilizando el preservativo como una herramienta para evitar el contagio. Una campaña que cuente con  presupuesto y  compromisos similares a la del Dengue o el Cólera,  Los muertos por dengue y cólera juntos no se comparan a los fallecidos por SIDA.  La medicina preventiva ya no es una quimera, por fin  la jerarquía de la Iglesia Católica decidió mirar de frente la epidemia de VIH, la mirará a los ojos cuando se comprometa con disminuir la pobreza.

¿Qué hace falta para enseñar en las escuelas los beneficios del preservativo o condón? Con la bendición del uso del preservativo en algunos casos por la máxima autoridad de la Iglesia Católica, el Ministerio de Salud y Educación no pueden ser más papita que el Papa.  El condón es un medicamento esencial. Al Benedicto XVI  aprobar su uso les abrió las puertas en las farmacias del pueblo, Promese Cal.  No tienen excusas  para  no vender el preservativo.  Regalar condones en las universidades, en los centros de salud y diversión sería lo más coherente con defender la vida.

Parafraseando a Bachelet  en su reciente conferencia en el Palacio Nacional: “Cumplir los Objetivos del Milenio es el imperativo moral de esta época”, reducir el VIH/SIDA es uno de ellos. “Hasta cuándo seguiremos esperando, que amanezca de una vez el nuevo día; ya está bien de proclamar que está llegando, cuando queda tanta noche todavía” Alberto Cortez.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *