En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

"Haz lo que yo digo y no lo que yo hago"

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Este refrán encierra una gran verdad, porque en la mayoría de los casos nuestro actuar no va de acuerdo con lo que a diario decimos. Decimos una cosa y hacemos otra, o todo lo contrario a lo que decimos.

Viene a mi mente un padre que a lo hora de cenar cuando todos estaban a la mesa estaba regañando a sus dos hijos y les decía: “Yo no quiero que en esta casa nadie mienta, no acepto una mentira de ninguno de ustedes dos, me escucharon bien. En eso sonó el teléfono y el padre replico: Si esa llamada es para mí, díganle que no estoy”. Él quería que sus hijos no mintieran, pero él era el primero que estaba mintiendo al pedir que dijeran que no estaba en casa.

Así son las ironías de la vida, ¿y cuantas veces nosotros no hacemos lo mismo?, y después queremos que nuestros hijos hagan las cosas bien y firmemente se lo exigimos; sin embargo, nosotros hacemos las cosas mal o como bien nos viene en ganas. No nos damos cuenta que nuestros hijos van a actuar según nosotros actuemos pues eso es lo que ven y a eso se acostumbran; además ese es el ejemplo que ellos tienen más de cerca.

Los seres humanos somos animales de costumbre, ya lo dijo bien claro en su canción Julio Iglesias “Tropecé de nuevo con la misma Piedra”, somos los seres humanos los únicos que volvemos a tropezar una y otra vez, y caer en los mismos errores.

El mundo está necesitado de personas que hablen menos y que actúen más y mejor. Ya tenemos bastantes que dicen haz lo que yo digo, pero cuando llega el momento de hacer lo que ellos hacen dejan mucho que decir. Recordemos siempre que las palabras mueven, pero los ejemplos arrastran, y eso es lo que necesitamos si queremos que mejoren nuestros ambientes, nuestros vecindarios, nuestra ciudad y nuestro país, personas que con su ejemplo de vida motiven y arrastren a los demás a imitarlos.

Ojalá que todos pudiéramos gritar a los cuatro vientos: “Haz lo que yo digo, y también lo que yo hago” viviríamos todos en un mundo mejor, donde el respeto a los demás fuera la prioridad numero 1, dónde no existiera el robo, el crimen, las drogas, la pornografía, el abuso infantil y así muchas otras más cosas.

Termino con los versículos del 2 al 5 del Salmo 15, que dice así: Sólo podrá entrar en tu reino el que lleve una vida honesta, haga lo justo y sólo diga la verdad; el que no calumnie a nadie, el que no le haga mal a sus semejantes, ni insulte a sus vecinos; sólo el que se aparte de los que Dios desprecia, y el que respete al que teme al Señor; el que cumple lo que promete, aunque tenga que sacrificarse para hacerlo; el que no cobre intereses por un préstamo y no se deje sobornar para causar daño a gente inocente. Sólo el que lleve una vida así podrá estar siempre cerca de Dios”

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

No se que paso, ayer puse mi comentario y no salio Don Ray, es que muchísimas veces nosotros mismos no somos ejemplo para los demás, decimos hagan esto bien, pero nosotros no lo hacemos bien. Gracias
Sr. Ray, asi somos. Dámos órdenes que nosotros no obedecemos. Nuestros hijos no nos creen, pues no somos consistentes a nuestra palabras. La falta de Dios crea estas situaciones. Saludos Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *