En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Hepatitis: pautas para una buena alimentación

Hepatitis: pautas para una buena alimentación
Hepatitis: pautas para una buena alimentación

REDACCIÓN.- Una dieta equilibrada es fundamental para el bienestar físico y mental del paciente con hepatitis ya que influye directamente en su calidad de vida. Tal y como señala Javier Ampuero, especialista del Aparato Digestivo y miembro de la Sociedad Española de Aparato Digestivo (Sepd), una buena alimentación puede ayudar al control de algunos síntomas como la fatiga o el malestar general.

“El hecho de tener malos hábitos alimenticios y un estilo de vida desordenado son factores negativos en la evolución de la enfermedad, ya que puede progresar hacia la cirrosis hepática”, advierte.

“La hepatitis puede afectar a la absorción de nutrientes e influir sobre el apetito del enfermo, provocándole una pérdida de peso, reduciendo sus reservas de energía y dificultando la recuperación”, añade María José Cejas, farmacéutica en la Farmacia Europa de Puente Genil en Córdoba y experta en Nutrición. En su experiencia, unos hábitos alimenticios saludables ayudan a mantener el balance de líquidos y electrolitos en el organismo y disminuir la sobrecarga de trabajo del hígado.

Existen diferentes tipos de hepatitis virales (A, B y C) que, unido a las características del paciente, hacen que las recomendaciones dietéticas varíen y, además, deban ser consultadas siempre a un profesional sanitario. El estado de la enfermedad es clave para José María Molero, miembro del Grupo de Trabajo de Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), quien reconoce que la alimentación no sufre grandes modificaciones hasta que la hepatitis no se encuentra en un estado avanzado.

“La enfermedad puede ser asintomática en la fase aguada, sólo aparece pérdida de apetito. En cambio, cuando el virus no se elimina, en los tipos B y C, se vuelve crónica pudiendo aparecer fibrosis y cirrosis 20 años después de la contraer la infección”, explica Molero. A su juicio, antes de este periodo no está comprobada la necesidad de hacer cambios en la dieta.

Alimentos aconsejados para pacientes con hepatitis
La cantidad de proteínas debe mantenerse alrededor de 1,5 gramos por kilo de peso al día aunque lo importante es el origen de dichas proteínas. “Los productos más adecuados son las carnes blancas como el pollo, el pavo y el conejo o el pescado con alto valor biológico y fácil digestión”, afirma Ampuero. Para la síntesis de proteínas, Molero también recomienda un mayor consumo de lácteos, legumbres y verduras.

¿Y qué pasa con los hidratos de carbono? El miembro de la Semfyc apunta que su ingesta debe mantenerse a través de hidratos complejos presentes en la pasta, el arroz, los cereales, el maíz, la avena y los frutos secos sin sal. “En cuando al consumo de grasas, no debe superar el 30 por ciento de la ingesta total y hay que evitar las saturadas optando por el aceite de oliva en vez de la mantequilla”, comenta Molero.

Según Ampuero, los últimos estudios consideran que el café es apropiado para personas con enfermedad hepática -incluida la hepatitis- por su poder antioxidante y antiinflamatorio, ya que puede frenar su evolución.

Alimentos prohibidos para los pacientes con hepatitis
El alcohol es lo único que está totalmente restringido ya que está catalogado como un tóxico directo del hígado. “Debería evitarse incluso la cerveza sin alcohol, que sigue manteniendo cierta cantidad, ya que está demostrado que acelera la progresión de la enfermedad hepática y más aún en una persona que padezca una hepatitis”, subraya Ampuero.

El resto de pautas dietéticas son recomendaciones apropiadas para las personas con hepatitis aunque no se tratan de alimentos prohibidos como en el caso anterior. Los tres expertos consultados coinciden en que se debe evitar el cerdo y la ternera, que son carnes con mayor índice de grasa. “Un hábito interesante es intentar retirar la piel o la grasa visible de la carne que tienen gran cantidad de grasas saturadas”, sugiere Ampuero. Otros productos prescindibles son la mayonesa, los embutidos, la bollería, los azúcares refinados y las comidas precocinadas. “Hay que tener precaución con los refrescos, los jugos de fruta y el pan blanco refinado por su contenido en azúcares”, añade.

¿Y la sal? Molero explica que las restricciones de este ingrediente depende del paciente: “Cuando existe ascitis, acumulación de líquidos, sí que debemos controlar la ingesta de líquidos y de sal porque el hígado no produce albúmina lo que causa fallos en el riñón”.

¿Son necesarios los suplementos alimenticios?
Según Cejas, a veces es necesario administrar vitamina B pero siempre bajo prescripción médica. “Debe consultarse con el médico ya que la toma de suplementos vitamínicos sin supervisión pueden ser perjudiciales para el hígado, por ejemplo, cuando hay un exceso de vitamina A”, detalla Ampuero.

Al respecto, Molero recuerda que salvo en fases avanzadas, no son necesarios los suplementos para corregir el déficit de vitaminas A, B, D y K, y minerales como el hierro, el zinc, el cobre y el selenio. Sobre la distribución de las comidas, este especialista aconseja repartirlas a lo largo del día en 6 o 7 tomas. “No pueden olvidar comer algo después de la cena, un poco antes de ir a dormir, como un vaso de leche con galletas, fruta o un zumo”, comenta.

Menú para un paciente con hepatitis
Con independencia de la edad, Cejas explica que siempre se debe buscar que no haya carencia de ningún nutriente y que el hígado no tenga que sufrir más daño para facilitar su recuperación. Esta es su propuesta para un día:

Desayuno: café con cereales.

Media mañana: zumo de naranja.

Almuerzo: pollo al horno y judías verdes más una manzana.

Merienda: leche y una tostada con mermelada.

Cena: lenguado plancha con alcachofas salteadas más una pera.

 

FUENTE: Cuídate Plus

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *