En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Hipertensión: claves para una buena alimentación

Hipertensión: claves para una buena alimentación
Hipertensión: claves para una buena alimentación

REDACCIÓN.- En la actualidad, más de 14 millones de personas en España tienen hipertensión y aproximadamente 4 millones están sin diagnosticar.

Aunque es una enfermedad tratable y que se puede controlar, si no se siguen las recomendaciones del médico, el paciente puede llegar a tener complicaciones graves, como un infarto.

Una de las principales medidas que se pueden seguir para vigilar y mantener bajo control esta patología es cuidar la alimentación, tal y como indica Julián Segura, presidente de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), quien indica que la dieta del paciente hipertenso debe ser variada, rica en frutas y verduras, lácteos bajos en grasa y pobre en sal.

Además, las grasas no deben suponer más del 10 por ciento del total de los alimentos que se consumen.

Según el experto, a partir del diagnóstico los pacientes tendrán que fijarse y adecuar más sus comidas. A partir de ese momento debe evaluar la composición y cantidad de alimentos de su dieta.

“En nuestro país es habitual el consumo de una cantidad de sal excesiva, por lo que el primer cambio a realizar será la reducción de la ingesta de sal.

Esto se concreta en dos momentos principales: al cocinar y aderezar los alimentos, el paciente hipertenso debe disminuir la cantidad de sal.

Pero igualmente importante es la visita al supermercado, ya que tendrá que vigilar la cantidad de sodio incluido en muchos alimentos, como el pan, las conservas y embutidos, e incluso aquellos que no parecen salados”, afirma.

El otro cambio fundamental que debe producirse es la cantidad excesiva de alimentos que se consumen y que llevan al sobrepeso u obesidad, que acompañan casi siempre a la hipertensión.

Una reducción en el aporte de alimentos contribuye positivamente a disminuir dicho sobrepeso y, en consecuencia, facilita el control de la hipertensión. Además, estas recomendaciones deben seguirse también cuando se come en restaurantes.

Seguir la dieta con éxito
Estos cambios pueden ser difíciles de seguir al principio y puede suponer un impacto importante para el paciente. Para conseguir adaptarse a la nueva rutina con éxito, Segura destaca la importancia de seguir una dieta equilibrada y variada.

“De esta forma evitaremos el cansancio que supone una pauta muy monótona: introducir nuevas frutas o verduras, aprovechar la variedad de pescados, legumbres, utilizar especias alternativas a la sal, como la pimienta, el orégano, vinagre o limón.

Asimismo, es muy aconsejable repartir nuestra ingesta de alimentos en varias tomas al día, idealmente cinco, y evitar el atracón de mediodía o de la cena”, añade.

El presidente de la SEH-LELHA insiste en que el hipertenso debe ser consciente de los riesgos asociados a un insuficiente control de su hipertensión.

“Un paciente que conoce las posibles complicaciones de la hipertensión puede entender mejor las recomendaciones que su médico o su enfermera le están indicando, tanto sobre cambios de estilo de vida como sobre tratamiento farmacológico y, en consecuencia, ponerlas en práctica”, especifica,

Segura concluye añadiendo que el paciente debe ser parte activa en el manejo de su enfermedad, sobre todo en el caso de la hipertensión arterial, en la que buena parte del éxito del tratamiento depende de la implicación del paciente.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *