En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Hipólito invita a todos los candidatos integrarse a un gobierno suyo para enfrentar problemas

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Hipólito Mejía, invitó a su principal adversario, Danilo Medina, y a los demás candidatos presidenciales, para que juntos compartan el compromiso de trabajar para la integración de un gobierno que enfrente con eficacia los grandes problemas nacionales.

Hablando ante un auditorio convocado al acto final de cierre de campaña del PRD, el ex presidente de la República llamó por sus nombres a cada uno de los candidatos participantes en la contienda, y los invitó a acompañarlo en la promoción de la necesaria concertación para la gobernabilidad.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/05/1-17-CIERRE-PRD-HIST-WD.flv /]

Ver en dispositivo moviles

El acto fue celebrado, a partir de las 7:00 de la noche, en el Teatro La Fiesta, del Hotel Jaragua, en el malecón de Santo Domingo.

Mejía inició sus palabras dirigiéndose a sus compañeras y compañeros del PRD, a sus amigos de los partidos aliados y del que llamó “poderoso” Sector Externo, a los invitados y su familia presente, encabezada por su esposa, doña Rosa Gómez, sus hijos, nietos, sobrinos y a su hermana, doña Chabela Mejía de Grullón.

El candidato presidencial, quien al igual que ocasiones anteriores, hizo énfasis en la necesidad de impulsar la producción agrícola y pecuaria, la educación y la vivienda, dijo que cuando ocupe la presidencia del país va a necesidad de la integración de todos los sectores y tender un puente de entendimiento con los demás poderes del Estado.

“Para ello, desde ahora, invitamos a Guillermo Moreno, a Max Puig, a Eduardo Estrella, a Julián Serulle y a Danilo Medina a compartir con nosotros el compromiso de trabajar juntos para hacer un gobierno que enfrente con eficacia los grandes problemas nacionales”, dijo el líder perredeísta.

En este punto advirtió que sus diferencias con el candidato del gobierno –Danilo Medina, no son de carácter personal, sino de tipo político. Y preciso:

“Podremos haber sido adversarios pero no enemigos, por eso puedo decir con toda franqueza que esas diferencias políticas no son ni serán un obstáculo para que trabajemos juntos en una agenda común para bien de nuestro querido país”.

Mejía también habló de manera directa a sus conciudadanos, indicándoles que esta empeñado en que el domingo 20 el pueblo se expresa con entusiasmo, alegría y optimismo, “para que nuestra democracia retoñe vigorosa y fuerte”.

Dijo que tenía la completa seguridad de que triunfará en los comicios de este 20 de mayo.

“Nuestro pueblo –expresó, que es inteligente y justo, sabe muy bien que nosotros representamos el cambio verdadero y la esperanza de vivir en un mejor país, pero para todos”.

A seguidas reiteró la exhortación de que los perredeístas y aliados salgan a las calles “con entusiasmo y sin miedo, a participar masivamente en esta jornada electoral, con la fe puesta en el futuro y en un mejor destino para nuestra nación”.

Refirió Mejía que durante casi tres años ha recorrido palmo a palmo el país, escuchando con interés a personas de todos los sectores sociales en todos los rincones del país, y que “en la humildad y sencillez de nuestra gente he palpado la firmeza de su reserva moral, de su fe en Dios, y su enorme deseo de progresar”.

Expresó que la capacidad de trabajo y lucha por mejores condiciones de vida que dijo haber visto y sentido en las entrañas del pueblo, le han servido de estímulo para superar cualquier obstáculo encontrado en su camino.

El candidato presidencial perredeísta expresó, asimismo, que desde el primer día trabajo con dedicación, con respeto a las instituciones y a las personas, y con la verdad como única bandera.

En este punto, Mejía, dijo de manera enfática que tiene el convencimiento de que para derrotar los males que aquejan al país se necesita de la unidad y participación de la gran familia dominicana.

“Nuestro gobierno será una expresión del patriotismo, el trabajo y las ideas de cada joven, de cada hombre y cada mujer dominicana”, dijo Mejía, y agregó:

“El respeto que tenemos por la pluralidad nos ha guiado en la formación de alianzas con organizaciones y movimientos políticos sin pedirles que renuncien a sus principios”.

Señaló que desde el Sector Externo ha tocado las puertas de numerosas instituciones y de miles de ciudadanos independientes, indicando que recibió respuestas positivas su llamado para trabajar por el adecentamiento de la política nacional.

Hizo referencia a la firma de los numerosos pactos con organizaciones de la sociedad civil vinculadas a temas vitales para el desarrollo del país, como la educación, la equidad de género, las actividades productivas, el fortalecimiento institucional, la preservación del medio ambiente, y la vida religiosa, entre otros.

Indicó que se ha comprometido con la entidad Ciudadanos por la Democracia, a trabajar juntos para fortalecer las instituciones, superar la exclusión social, y promover el desarrollo humano. Porque ante todo es un demócrata convencido.

Expresó complacencia de que connotadas personalidades de la vida dominicana, agrupada en esa entidad hayan decidido compartir con nosotros la responsabilidad de trabajar para lograr la democracia social en nuestro país.

“Hoy cerramos un proceso genuinamente democrático y participativo. Un proceso que se ha nutrido del trabajo entusiasta y la dedicación de miles de personas comprometidas con el cambio que el pueblo quiere”, expreso Mejía, reiterando que esta consciente que la mejor manera de expresar su gratitud al pueblo por esta nueva oportunidad de dirigir los destinos de la nación es hacer un gobierno ejemplar; un gobierno que trabaje sin descanso por el bienestar económico y social de la gente, pero sobre todo, por el rescate moral de la nación.

“Es por eso –dijo, que nosotros representamos el cambio que el pueblo quiere y que el pueblo necesita. Un cambio que haga compatible la generación de riquezas con el desarrollo humano. Un cambio para que nuestras familias vuelvan a ser la roca sólida sobre la cual se levanta nuestra sociedad. Un cambio para que nuestras mujeres y jóvenes reciban la oportunidad de tener un trabajo honrado y productivo que les permita progresar y realizar sus sueños. Un cambio para que nuestros envejecientes y  discapacitados reciban la solidaridad que necesitan del gobierno para tener una vida digna y sin exclusión”.

En ese mismo orden dijo que se necesita de un cambio para que los empresarios y productores tengan acceso a financiamiento, a energía eléctrica y seguridad jurídica en sus inversiones, y un cambio para erradicar el miedo y la inseguridad ciudadana que causan la delincuencia, el crimen y la impunidad y que derrote a quienes buscan mantenerse en el poder a cualquier precio.

Discurso:

Discurso cierre de campana de Hipólito Mejía. 18 de mayo de 2012.

Compañeras y compañeros del Partido Revolucionario Dominicano

Amigos de los partidos aliados,

Amigos del poderoso Sector Externo

Amigos invitados,

Mi muy querida familia, Rosa, Hijos, Nietos y mi querida hermana Chabela y sobrinos

Pueblo dominicano,

Señoras y señores:

Dentro de pocas horas, los dominicanos y dominicanas acudiremos a las urnas a elegir a quienes dirigirán los destinos de nuestro país durante los próximos cuatro años.

Cuando depositemos el voto, cada uno de nosotros estará decidiendo el presente y el futuro del país.

El ejercicio del voto libremente, en secreto, y  sin miedo, será  la mejor expresión de que somos una tierra en cuyo cielo la luz de la libertad predomina sobre las sombras del poder absoluto.

Por eso, estamos empeñados en que el 20 de mayo nuestro pueblo se exprese con entusiasmo, alegría y optimismo para que nuestra democracia retoñe vigorosa y fuerte.

Tengo la completa seguridad de nuestro triunfo. Nuestro pueblo, que es inteligente y justo, sabe muy bien que nosotros representamos el cambio verdadero y la esperanza de vivir en un mejor país, pero para todos.

El 20 de Mayo, salgamos a las calles con entusiasmo y sin miedo, a participar  masivamente en esta jornada electoral, con la fe puesta en el futuro y en un mejor destino para nuestra nación.

Durante casi tres años he recorrido palmo a palmo el país, escuchando con interés a personas de todos los sectores sociales en todos los rincones del país.

En la humildad y sencillez de nuestra gente he palpado la firmeza de su reserva moral, de su fe en Dios, y su enorme deseo de progresar.

La capacidad de trabajo y lucha por mejores condiciones de vida que he visto y sentido en nuestro pueblo, me han servido de estímulo para superar cualquier obstáculo que hemos encontrado en el camino.

Desde el primer día, hemos trabajado con dedicación, con respeto a las instituciones y a las personas, y con la verdad como única bandera.

Tenemos el convencimiento de que para derrotar los males de nuestro país necesitamos la unidad y participación de la gran familia dominicana.

Nuestro gobierno será una expresión del patriotismo, el trabajo y las ideas de cada joven, de cada hombre y cada mujer dominicana.

El respeto que tenemos por la pluralidad nos ha guiado en la formación de alianzas con organizaciones y movimientos políticos sin pedirles que renuncien a sus principios.

Desde el Sector Externo, hemos tocado las puertas de numerosas instituciones y de miles de ciudadanos independientes que han respondido a nuestro llamado a trabajar para adecentar la política.

Hemos firmado numerosos pactos con organizaciones de la sociedad civil vinculadas a temas vitales para el desarrollo del país, como la educación, la equidad de género, las actividades productivas, el fortalecimiento institucional, la preservación del medio ambiente, y la vida religiosa, entre otros.

Nos hemos comprometido con la entidad Ciudadanos por la Democracia, a trabajar juntos para fortalecer las instituciones, superar la exclusión social, y promover el desarrollo humano. Porque ante todo soy un demócrata convencido.

Nos complace que connotadas personalidades de la vida dominicana, agrupada en esa entidad hayan decidido compartir con nosotros la responsabilidad de trabajar para lograr la democracia social en nuestro país.

Hoy cerramos un proceso genuinamente democrático y participativo. Un proceso que se ha nutrido del trabajo entusiasta y la dedicación de miles de personas comprometidas con el cambio que el pueblo quiere.

Estoy consciente que la mejor manera de expresar mi gratitud al pueblo por esta nueva oportunidad de dirigir los destinos de la nación es hacer un gobierno ejemplar.

Un gobierno que trabaje sin descanso por el bienestar económico y social de nuestra gente, pero sobre todo, por el rescate moral de nuestra nación.

Es por eso que nosotros representamos el cambio que el pueblo quiere y que el pueblo necesita.

Un cambio que haga compatible la generación de riquezas con el desarrollo humano.

Un cambio para que nuestras familias vuelvan a ser la roca sólida sobre la cual se levanta nuestra sociedad.

Un cambio para que nuestras mujeres y jóvenes reciban la oportunidad de tener un trabajo honrado y productivo que les permita progresar y realizar sus sueños.

Un cambio para que nuestros envejecientes y  discapacitados reciban la solidaridad que necesitan del gobierno para tener una vida digna y sin exclusión.

Un cambio para que nuestros empresarios y productores tengan acceso a financiamiento, a energía eléctrica y seguridad jurídica en sus inversiones.

Un cambio para erradicar el miedo y la inseguridad ciudadana que causan la delincuencia, el crimen y la impunidad.

Un cambio para derrotar a quienes buscan mantenerse en el poder a cualquier precio.

Un cambio que garantice la democracia frente a la amenaza de una dictadura constitucional.

Y, un cambio para derrotar a quienes nos estruja en la cara su riqueza mal habida, su derroche, su arrogancia, y su indiferencia por los sufrimientos del pueblo.

Pueblo dominicano, señoras y señores, los problemas que nos esperan a partir del próximo 16 de agosto no pueden ser enfrentados por un solo hombre, ni por un solo partido.

Lo que demandan las circunstancias es crear una verdadera unidad nacional para trabajar por un mejor país, pero para todos.

Esa unidad nacional la podemos lograr solamente si hacemos un gobierno de todos y para todos.

Tal y como lo he dicho durante este trayecto, tengo la firme decisión de encabezar un gobierno sustentado en el fortalecimiento de nuestras instituciones democráticas, en el diálogo y, en la confianza mutua.

Desde el gobierno, seremos los primeros en dar ejemplo de trabajo, austeridad y honestidad.

Mi compromiso es con nuestra nación. Por eso gobernaré con lo mejor del país a favor del bien común.

El gobierno de unidad nacional que presidiremos a partir del 16 de agosto descansará en el apoyo a los sectores productivos generadores de riquezas y en una política social que promueva el desarrollo humano y ayude a superar la exclusión social.

Quiero reiterar, con absoluta claridad, mi compromiso con la estabilidad macroeconómica y para ello anuncio que, tan pronto nos juramentemos, vamos a proceder a firmar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Vamos a mejorar la calidad del gasto haciendo que las inversiones del gobierno se correspondan con las prioridades de las comunidades y aplicando una política de austeridad y sin despilfarro de los fondos públicos.

Como parte de los incentivos que aplicaremos para la reactivación de la economía someteremos al Congreso un proyecto de Amnistía Fiscal que beneficie a empresas, negocios y personas físicas.

Nuestra política social estará dirigida a crear más oportunidades de empleos, acceso a servicios de salud, agua potable, alimentación y viviendas para que mejoren las condiciones de vida de nuestro pueblo.

Aprovecho este momento para ratificar mi compromiso de mantener y ampliar la cobertura y beneficios de la Tarjeta Solidaridad.

Pueden estar seguro, los padres de familias, las madres solteras, los estudiantes y las personas necesitadas, que la mano amiga del gobierno va a estar siempre a su lado.

También deseo reiterar, una vez más, mi compromiso con el 4% para la educación, porque nada es tan decisivo para el futuro de nuestro país como una enseñanza de calidad.

Estoy consciente de que para llevar a cabo las tareas que tendremos por delante será imperativo que, desde el Poder Ejecutivo, impulsemos el diálogo y la cooperación entre todos los poderes del Estado.

Por eso estoy decidido a promover esa concertación tan necesaria para la gobernabilidad.

Para ello, desde ahora, invitamos a Guillermo Moreno, a Max Puig, a Eduardo Estrella, a Julián Serulle y a Danilo Medina a compartir con nosotros el compromiso de trabajar juntos para hacer un gobierno que enfrente con eficacia los grandes problemas nacionales.

Nuestras diferencias con el candidato del gobierno no son de carácter personal sino de tipo político.

Podremos haber sido adversarios pero no enemigos, por eso puedo decir con toda franqueza que esas diferencias políticas no son ni serán un obstáculo para que trabajemos juntos en una agenda común para bien de nuestro querido país.

Señoras y señores, amigos todos, nuestra campaña que hoy llega a su final, cuenta con el inmenso entusiasmo de miles de personas decididas a ganar por el bien del país.

Por eso, aprovecho este momento para expresar mi agradecimiento a todos aquellos que me han acompañado en este intenso proceso, donde han primado la voluntad de cambio, la solidaridad, y la generosidad.

Ha sido una campaña desigual, no tenemos el dinero ni los medios de ellos, pero hemos demostrado que tenemos más fe, voluntad y capacidad de trabajo.

Ha sido una campaña dura, plagada de ataques que hemos recibidos y que lejos de debilitarnos lograron que trabajáramos con más fuerza.

Ha sido una campaña voluntaria, de corazón, de abajo hacia arriba, con respeto y muy profesional.

De manera especial, agradezco a mi muy querida familia por su apoyo incondicional, sin ella no hubiese llegado hasta aquí.

Gracias a mis compañeros y compañeras del Partido Revolucionario Dominicano, el partido del pueblo.

Gracias a los partidos aliados. Al sector externo y a los movimientos independientes.

Gracias a todos los ciudadanos y ciudadanas que, confiando en nosotros, han dado un paso al frente a favor de la democracia, la dignidad de nuestro pueblo y el adecentamiento de la política.

Nuestro pueblo que es inteligente y justo, ya tomó la decisión de cambiar el rumbo del país.

A este pueblo nadie podrá comprarle su voluntad de cambio.

Somos el amanecer y nunca la noche venció el amanecer.

Somos la esperanza y nunca un problema ha vencido la esperanza.

¡Dominicanas y dominicanos, el 20 de Mayo comenzará el cambio que el pueblo quiere y necesita!

¡Vamos a ganar con más de dos millones y medios de votos de dominicanos y dominicanas residentes en el país y el exterior.

¡Madruguemos para votar, llueva, truene, o ventee!

¡Vamos a defender con nuestro voto la democracia, la libertad y la justicia social!

¡Votemos con orgullo para renovar la luz de la esperanza en nuestro pueblo!

¡Dediquemos nuestro voto a honrar el legado histórico de los padres fundadores de la República, Duarte, Sánchez y Mella!

¡Honremos con nuestro voto la memoria de Silvestre Antonio Guzmán Fernández!

¡Dediquemos la victoria a nuestro querido líder doctor José Francisco Peña Gómez!

¡Pidamos a Dios Todopoderoso que nos ilumine y guíe, a todos y todas!

¡Viva nuestra querida República Dominicana!

Muchas gracias y buenas noches

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *