En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Historia Dominicana: 55 años del cruel asesinato de seis de los héroes del 30 de mayo  

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La sed de venganza por el ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo, hizo rodar la sangre de hombres que, a fuerza de coraje, decidieron ponerle fin a la tiranía que por más de 30 años gobernó a la República Dominicana.

A su hijo Ramfis Trujillo sólo le bastaron 48 horas para ejecutar el 18 de noviembre del año 1961 lo que constituyó el último gran crimen del régimen, cuando en una orgía de sangre y alcohol, él y sus colaboradores acribillaron en la Hacienda María a los seis conjurados que habían sido apresados por matar al Tirano.

El 17 de noviembre de 1961 Ramfis encomendó a su cercano colaborador y cuñado José León Estévez (Pechito) que agenciara el traslado de los presos que estaban recluidos en la cárcel de La Victoria, con la excusa de realizar un descenso en el lugar donde mataron a Trujillo. León Estévez tramita la solicitud al jefe de la Policía, Marcos Antonio Jorge Moreno, para que “de orden superior” y autorice el traslado, pero éste le respondió que ya esa acción no le correspondía porque el caso había adquirido una providencia calificativa que lo enviaba a juicio.

Esa acción enfureció aún más a Ramfis y es ahí cuando llama al comandante de La Victoria, Dante Minervino, y le pide el traslado de los reos.

Contra todo procedimiento llevaron los presos a Ciudad Nueva y dispusieron que el fiscal Fabio Rodríguez hiciera el descenso, y así lo hizo. La custodia la integraban los agentes del Servicio Secreto Ramón Rivas Viñas y los ex sargentos Rafael Palma Pichardo (Frillo) y Pedro Julio Vizcaíno.

Ciertamente, la orden inicial era dirigirse con los presos hacia el lugar donde cayó “El Jefe”, y así lo hicieron, pero allí les esperó un carro marca Zodiac, azul claro, con soldados de la Aviación Militar a bordo quienes les hacen señas de que los siguieran, y la ruta fue hacia la Hacienda María.

Allí esperaban Ramfis, los hermanos Luis José y José Alfonso León Estévez, el coronel Juan Disla Abreu, Gilberto Sánchez Rubirosa y otros. Inmediatamente llegó la guagua con los presos se les acercó José Alfonso León Estévez y ordenó a Pedro Livio Cedeño que bajara. “Éste bajó y lo agarró por un brazo y lo llevó donde estaban Ramfis, Pechito y Sánchez Rubirosa.

Ellos estaban en una plataforma de cemento un poco alta y Cedeño fue llevado frente a ellos, inmediatamente fueron escuchados los disparos, y fueron muchos, con diferentes armas.

El procedimiento fue usado con Roberto Pastoriza, Huáscar Tejeda, Salvador Estrella Sadhalá. Tunti Cáceres y Modesto Díaz y el hecho quedó consumado. Mataron a los seis de los héroes sobrevivientes.

Sobre los cadáveres se han tejido varias versiones: se dice que fueron sepultados en una fosa que luego fue sellada con concreto, que fueron lanzados al mar o que fueron incinerados. Aunque a 55 años quedan vivos algunos actores de ese acontecimiento, nunca han aclarado lo ocurrido.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Ojalá algún día le digan la verdad a este pueblo que ha estado engañado por todos estos años. La muerte de trujillo un estratagema falso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *