X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 243,247
  • Nuevos casos 587
  • Fallecidos total 3,172
  • Nuevos fallecidos 10
  • Recuperados 197,622
  • Críticos
  • Pruebas 1,230,872
<< Mapa interactivo >>

Historia Dominicana: Personajes pintorescos de nuestro país  

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Hoy no hablaremos de políticos, ni de intelectuales, ni de presidentes, sino de aquellos personajes pintorescos que también hicieron historia en nuestro país.

Barajita: era una anciana mujer delgada, de mediana, más bien, baja estatura, piel muy negra que recorría las calles y sectores del centro de la ciudad, en peregrinaje por causa nunca bien esclarecida, su apodo se ha conservado por tres generaciones.

No se conoce el nombre verdadero de esta dama. Se cree que vivía próximo a la calle Vicente Noble. Usaba sombrero femenino, decorado con flores plásticas o pañuelo con algún color moderado y vestido liso que bajaba hasta dos manos por debajo de la rodilla.

Anamú: A mediados de los años 50 del pasado siglo, surgió una llamativa estampa de mediana edad. Alto, delgado, tez oscura, invariablemente usaba sombrero bombín o de ala corta y traje oscuro con corbata.

El Dr. Anamú ¿médico o abogado? no hablaba, no se detenía en lugar alguno; llevaba siempre prisa en su misterioso recorrido hacia algún imaginario necesitado paciente o cliente en algún inexistente bufete o tribuna.

Capitán de la basura: El “Capitán” o “Capitán de la Basura”, que vestía atuendo militar, fue una proverbial figura icónica y divertida por sus aprestos marciales, sus llamadas de atención! y su propia postura rígida que en ocasiones adoptaba. Hablaba con seguridad y se decía capitán de la Fuerzas Armadas.

Chochueca: un personaje que después de su muerte alcanzó popularidad meteórica, gracias a las ingeniosas y graciosas presentaciones televisadas del genial humorista Cuquín Victoria, personificándolo en “Las Predicciones de Chochueca”.

Por toda ocupación y sustento se dedicaba a visitar la casa de las personas fallecidas, justo el mismo día de su deceso, o de su sepelio, para solicitar sus ropas, zapatos y efectos.

El maco pempén: Era un loco que andaba por la Capital dominicana en los tiempos de Trujillo. Era tan feo que las mujeres embarazadas evitaban verlo, porque se decía que provocaba deformidades en los niños

También estaban el simpático gordo “Clinche”, el tétrico Peláo, que competía con Chochueca en la reclamación de ropa de los fallecidos y que parecía un perfecto difunto,

Aunque faltan muchos, estos simpáticos personajes, marcaron una época en la memoria de muchos dominicanos y forman, sin duda alguna, parte de nuestro folclore.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *