En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Historia Dominicana: tragedia de la línea Dominicana de Aviación

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Aunque los resultados preliminares, no confirmados todavía de manera oficial,  indican que se debió a que el combustible estaba contaminado con agua, nadie pagó por lo que pudo ser un “error humano” o un sabotaje al avión DC-9 de la desaparecida Compañía Dominicana de Aviación (CDA), que cayó en el mar Caribe con 102 personas, el 15 de febrero de 1970, en Punta Caucedo, Boca Chica, de cuyo hecho se cumplen hoy 46 años.

El presidente de Dominicana de Aviación era Hans Weisse Delgado. Las investigaciones arrojaron datos de que el accidente se debió a que el combustible del avión que viajaba a Puerto Rico con 97 pasajeros y cinco tripulantes, estaba contaminado con agua. La aeronave solo tenía 350 horas de vuelo y había sido recientemente adquirida por la empresa.

El hecho se produjo a las 7:18 minutos de la noche, frente a las costas de Mancha Nueva, a escasos metros de la autopista de donde salió la aeronave, sitio donde residían solo tres familias que presenciaron el accidente.

Testigos recuerdan que eran aproximadamente las 7:00 de la noche cuando escucharon la nave que salía del Aeropuerto Internacional de Las Américas con unos ruidos no comunes.

A pesar de que el caso fue investigado por tres comisiones, hasta la fecha no se sabe a ciencia cierta cuál fue la causa real del accidente o sabotaje de la nave.

Entre los fallecidos en el fatal accidente figuran el entonces campeón de boxeo dominicano, Carlos Teo Cruz, su esposa Mildred Ortiz y sus dos hijos Carlitín y Herminia, de 7 y 5 años, respectivamente.

También perecieron Leslie Imbert, hija de Antonio Imbert Barreras, así como su esposa Guarina Tessón,  y su hermana Aída Imbert viuda Domínguez, las cuales iban a Puerto Rico a comprar el ajuar de boda de Leslie con el joven Frank Rainieri; el golfista Julio Manuel Cohén y los hermanos ajedrecistas Hugo y Rosa Myers, entre otros.

También murieron los integrantes del equipo olímpico de voleibol de Puerto Rico, quienes estuvieron en el país en un intercambio con sus homólogos dominicanos con miras a la participación en los XI Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Panamá 70.

La tripulación de mando de la nave estaba integrada por los cubanos, capitán Eduardo Guillermo Tomen y por el copiloto José Pepe Núñez, mientras que la tripulación de cabina la completaban Carlos Antonio Pepén, Deisy Peña y Sandra García.

Un gran operativo de rescate fue montado con la ayuda de civiles y militares, con la esperanza de encontrar con vida a algunos de los pasajeros.

Comentarios de técnicos en la materia de los cuales la prensa de la época se hizo eco indican que los dos pilotos cubanos no eran expertos en el pilotaje de una nave de esa naturaleza y que por tal razón, jamás debieron poner la conducción de ese avión en sus manos. La versión más socorrida sobre la causa del accidente fue agua en el combustible del avión.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *