En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Imaginarnos sin Instagram

Imaginarnos sin Instagram
Dominique Selman

Es casi ley, hoy en día buscamos a una persona en Instagram antes de darnos la oportunidad de verdaderamente conocerlos ya hemos entrado cinco veces en su Instagram, hemos llamado a tres amigas a preguntarle referencias y hemos entrado en su facebook a ver fotos desde su nacimiento.

Esto, por supuesto, ha llevado a una sociedad superficial donde no priorizamos los valores de las personas, su capacidad de dar y recibir amor, ni de compartir, sinó que nuestro criterio se basa en una apariencia física y en la capacidad de salir bien en una foto.

Ahí entonces nos preguntamos porqué habemos tantas mujeres jóvenes buscando terapia, niñas con problemas de bulimia, anorexia, depresión. Aunque es casi imposible evadir el uso de las redes sociales y más aun con que se han vuelto casi imprescindibles para buenas campañas de mercadeo, creo que deberíamos de enseñarle a generaciones de mujeres más jóvenes a que se sientan cómodas en su propia piel, a quererse a sí mismas y, de querer verse bien que esto sea por una cuestión de salud y no por un tema de mantener una apariencia ante una sociedad cada vez más perversa donde las mujeres son más valoradas por sus escotes que por sus sonrisas, por sus cuerpos más que por sus mentes y por su apariencia más que por su felicidad.

Por algún motivo, la comunidad de mujeres Latinas tiene el número más alto de mujeres con anorexia nerviosa, ojalá esto en el corto plazo pudiera cambiarse, pero para eso las influencers y las personas que tienen real incidecia sobre la juventud deberían de empezar a poner mejores ejemplos y a publicar contenido que no trate solamente de moda y de los descuentos que hay en las tiendas de ropa, como si las mujeres no supieran hablar de temas más contundentes o tener pasatiempos y hábitos que sean más productivos que gastar el dinero que producen sus esposos.

Deberíamos enseñar a las mujeres a priorizar, sobre todas las cosas, el amor propio, no a un hombre, no a una buena imagen en las redes, sinó realmente aprender a ser feliz sin distinción de nuestra apariencia física ni de la opinión de los demás. Me pregunto, qué sería del mundo si derrepente dejara de existir Instagram? Empezaramos a interactuar como personas reales, a compartir en persona, a hablar de sueños, de proyectos, y de prosperidad?

 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *