En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Incrementa la seguridad al usar tu tarjeta de débito

Incrementa la seguridad al usar tu tarjeta de débito
Incrementa la seguridad al usar tu tarjeta de débito

tarjeta-clonadaREDACCIÓN INTERNACIONAL.– El uso de la tarjeta de débito como medio de pago es ahora muy común. Ya todas las cuentas bancarias la incluyen como el principal medio de acceso a nuestro dinero. Con ella, podemos hacer retiros en efectivo, pero también pagar nuestras compras cotidianas. Al usarla, el monto dispuesto se descuenta directa y automáticamente de nuestro saldo.

Son, desde luego, mucho más convenientes y seguras que el efectivo. A pesar de ello, su manejo también conlleva riesgos. Por ejemplo: alguien nos pueden clonar la tarjeta y disponer de nuestro dinero.

O simple y sencillamente, si por algún error en los sistemas del banco se nos hace un cargo duplicado, la aclaración para obtener un rembolso llevará algunas semanas.

¿Cómo incrementar la seguridad en el uso de tu tarjeta de débito? A continuación, algunos consejos:

  1. Limita el saldo que tienes disponible en tu cuenta bancaria. Por lo general no pagan intereses y no tiene sentido mantener mucho dinero ahí: sólo lo que necesitaremos para nuestro día a día. Algunos bancos ofrecen inversiones con disponibilidad diaria asociadas a nuestra cuenta. Aunque pagan muy poquito, nos pueden servir para administrar la cantidad que mantenemos disponible en nuestra tarjeta de débito.
  2. Usa el servicio de notificaciones de tu banco. Mantén un monitoreo constante de tus movimientos, para detectar cualquier irregularidad (y para tener un control de tus recursos, de lo que ganas y lo que gastas, que es fundamental).
  3. Si usas tu tarjeta de débito para retirar efectivo, trata de usar los cajeros de tu banco. Además de que te ahorras las altísimas comisiones por usar cajeros de otros bancos, en caso de necesitar alguna aclaración es mucho más fácil efectuarla si usaste la infraestructura de tu banco y no el de otro.
  4. Cambia tu NIP con frecuencia. Nunca lo lleves por escrito en tu agenda, en la tarjeta o incluso en el celular. No uses fechas de cumpleaños, aniversario, ni tu número telefónico como NIP. Tampoco la extensión que tienes en la oficina o el que usas para desbloquear tu celular. Sé creativo para que no lo olvides. En los teclados de los teléfonos existen letras asociadas a los números (por ejemplo, bajo la tecla del dos están las letras abc; puedes usar esas letras para hacer una palabra). Por ejemplo, puedes recordar rápidamente la palabra PAGO: los números que corresponden a esas letras son 7246.
  5. Al hacer cualquier transacción, nunca pierdas de vista tu tarjeta. Que te traigan la terminal. Si estás en una gasolinera y no tienen inalámbricas, bájate del auto con tu tarjeta hasta el lugar en donde están esos dispositivos. Esto minimiza el riesgo de clonación.
  6. No permitas que pasen más de una vez tu tarjeta. Recuerda que tu saldo se ve afectado desde ese momento, por lo cual, si no pasó, que te entreguen el comprobante que genera la terminal y guárdalo para cualquier aclaración. Si se acabó el papel, todos los dispositivos tienen la posibilidad de imprimir copia del último movimiento registrado.
  7. En caso de que el vendedor se haya equivocado en el monto y haya generado un váucher incorrecto, no basta con destruirlo. Esto, debido a que tu saldo se afecta en línea (desde la autorización). Es necesario revertir el movimiento a través de una nota de crédito o de devolución.
  8. Guarda tus comprobantes y revisa tus estados de cuenta. En mi caso, yo llevo un registro de ingresos y gastos; voy monitoreando mis cuentas con frecuencia y además, cuando llega el estado de cuenta, hago una conciliación. Me lleva unos pocos minutos. Además, todos mis comprobantes los meto en un sobre por mes, así que si necesito hacer alguna aclaración, están muy a la mano y es fácil encontrarlos.
  9. En caso de cualquier anomalía, avisa de inmediato al banco. Si no encuentras tu tarjeta o te la robaron, no olvides que por lo general eres responsable de todos los cargos que se hagan antes de tu reporte. Guarda bien el número de folio que te dan.
  10. Algunos bancos ofrecen seguros que protegen en caso de asalto. Esto, en cajeros automáticos y otras coberturas, incluso por lesión. Revísalos, pueden valer la pena.
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *