En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

India y Rusia buscan trasladar su sintonía política al ámbito comercial

India y Rusia buscan trasladar su sintonía política al ámbito comercial
India y Rusia buscan trasladar su sintonía política al ámbito comercial

Hidrocarburos

Nueva Delhi.- La India y Rusia buscaron este martes nuevas vías de negocio en sectores como los hidrocarburos o el farmacéutico, para apuntalar un comercio bilateral que superó hace tiempo la cooperación puramente militar.

Un total de 29 acuerdos, once de ellos intergubernamentales y el resto entre compañías e instituciones de los dos países, quedaron hoy firmados tras la cumbre entre el primer ministro indio, Manmohan Singh, y el presidente ruso, Dmitri Medvédev, de visita en Delhi.

Medvédev aterrizó de madrugada en Delhi y emprendió una intensa ronda de contactos con la plana mayor de las autoridades indias, antes de marcharse mañana a Bombay con parada en Agra para visitar el Taj Mahal.

“Rusia es un amigo demostrado de la India que nos ha apoyado en el pasado en nuestros tiempos de necesidad. La nuestra es una relación estratégica especial y privilegiada”, aseguró Singh en una intervención conjunta ante los medios.

Es una relación “que se ha desarrollado y continuará haciéndolo independientemente de nuestras relaciones con otros países”, aseveró el primer ministro indio.

Aunque dos tercios del equipamiento militar de la India son de fabricación rusa, el gigante asiático está buscando nuevos socios cuando proyecta la más costosa modernización de su Ejército, un negocio en el que los rusos tienen fuertes competidores en compañías de EEUU y europeas.

Entre los acuerdos suscritos hoy, figura uno para el diseño y desarrollo conjunto a medio plazo de un avión caza de quinta generación (un negocio estimado por la prensa india en 30.000 millones de dólares), pero el resto atañen a otros sectores en los que la India tiene interés en comerciar con Rusia.

Singh mencionó con especial satisfacción el acuerdo de cooperación en el sector de gas y petróleo, que se firmó junto a otros en materia de energía atómica, tecnologías de la información, industria farmacéutica, visados, o ciencia y tecnología.

Los memorandos suscritos “reflejan nuestro mutuo interés en poner nuestra cooperación en otras áreas a la par con nuestra tradicionalmente fuerte cooperación en los campos de la defensa y el nuclear”, dijo Singh.

Tras coincidir los dos líderes en que los intercambios económicos son “débiles”, Medvédev destacó que el objetivo es elevarlos a 20 mil millones de dólares en 2015, frente a los 7,460 millones de 2009 y los 10 mil millones con los que esperan cerrar 2010.

Cifras estas muy lejos de los 50,000 millones que la India espera lograr con EEUU al final de este mismo año, o de los 60,000 millones con China, que demuestran hasta qué punto se ha resentido la relación con Rusia.

Aunque la India fue uno de los países no alineados durante la Guerra Fría, la primera ministra Indira Gandhi impulsó unas relaciones de privilegio con la URSS, de las que fue depositaria Rusia, pero que perdieron peso al emprender el Gobierno indio la senda de la liberalización económica en 1991.

En la declaración conjunta emitida al término de las conversaciones, ambos países admitieron que la cooperación militar es un “pilar” de su relación, pero convinieron en superar el esquema “comprador-vendedor” y avanzar hacia la investigación, desarrollo, fabricación y mercadeo conjunto en el sector.

La declaración destacó también el interés mutuo por profundizar la cooperación energética, tanto nuclear como en hidrocarburos.

La India está interesada en lograr acceso a los yacimientos de hidrocarburos rusos para sostener sus demandas energéticas, y uno de los acuerdos intergubernamentales firmados pretende facilitar el establecimiento de sociedades de riesgo compartido en el sector.

Singh y Medvédev también repasaron los avances en materia nuclear, y discutieron la posibilidad de emplazar dos nuevos reactores rusos en la localidad sureña india de Kudankulam, donde la compañía rusa Atomstroyexport está ya construyendo dos unidades.

El presidente ruso pone broche a un año en el que la India ha recibido a los mandatarios de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, en el que aspira a tener un puesto permanente.

Medvédev apoyó a la India en su empeño y pidió a Pakistán, la potencia rival en el sur de Asia, que ponga a disposición judicial a los responsables del asalto terrorista de Bombay en 2008.

El presidente ruso visitará mañana en Bombay la sede de la industria cinematográfica de la ciudad, conocida como “Bollywood” y muy popular en Rusia.

India y Rusia buscan trasladar su sintonía política al ámbito comercial

Nueva Delhi.- La India y Rusia buscaron este martes nuevas vías de negocio en sectores como los hidrocarburos o el farmacéutico, para apuntalar un comercio bilateral que superó hace tiempo la cooperación puramente militar.

Un total de 29 acuerdos, once de ellos intergubernamentales y el resto entre compañías e instituciones de los dos países, quedaron hoy firmados tras la cumbre entre el primer ministro indio, Manmohan Singh, y el presidente ruso, Dmitri Medvédev, de visita en Delhi.

Medvédev aterrizó de madrugada en Delhi y emprendió una intensa ronda de contactos con la plana mayor de las autoridades indias, antes de marcharse mañana a Bombay con parada en Agra para visitar el Taj Mahal.

“Rusia es un amigo demostrado de la India que nos ha apoyado en el pasado en nuestros tiempos de necesidad. La nuestra es una relación estratégica especial y privilegiada”, aseguró Singh en una intervención conjunta ante los medios.

Es una relación “que se ha desarrollado y continuará haciéndolo independientemente de nuestras relaciones con otros países”, aseveró el primer ministro indio.

Aunque dos tercios del equipamiento militar de la India son de fabricación rusa, el gigante asiático está buscando nuevos socios cuando proyecta la más costosa modernización de su Ejército, un negocio en el que los rusos tienen fuertes competidores en compañías de EEUU y europeas.

Entre los acuerdos suscritos hoy, figura uno para el diseño y desarrollo conjunto a medio plazo de un avión caza de quinta generación (un negocio estimado por la prensa india en 30.000 millones de dólares), pero el resto atañen a otros sectores en los que la India tiene interés en comerciar con Rusia.

Singh mencionó con especial satisfacción el acuerdo de cooperación en el sector de gas y petróleo, que se firmó junto a otros en materia de energía atómica, tecnologías de la información, industria farmacéutica, visados, o ciencia y tecnología.

Los memorandos suscritos “reflejan nuestro mutuo interés en poner nuestra cooperación en otras áreas a la par con nuestra tradicionalmente fuerte cooperación en los campos de la defensa y el nuclear”, dijo Singh.

Tras coincidir los dos líderes en que los intercambios económicos son “débiles”, Medvédev destacó que el objetivo es elevarlos a 20 mil millones de dólares en 2015, frente a los 7,460 millones de 2009 y los 10 mil millones con los que esperan cerrar 2010.

Cifras estas muy lejos de los 50,000 millones que la India espera lograr con EEUU al final de este mismo año, o de los 60,000 millones con China, que demuestran hasta qué punto se ha resentido la relación con Rusia.

Aunque la India fue uno de los países no alineados durante la Guerra Fría, la primera ministra Indira Gandhi impulsó unas relaciones de privilegio con la URSS, de las que fue depositaria Rusia, pero que perdieron peso al emprender el Gobierno indio la senda de la liberalización económica en 1991.

En la declaración conjunta emitida al término de las conversaciones, ambos países admitieron que la cooperación militar es un “pilar” de su relación, pero convinieron en superar el esquema “comprador-vendedor” y avanzar hacia la investigación, desarrollo, fabricación y mercadeo conjunto en el sector.

La declaración destacó también el interés mutuo por profundizar la cooperación energética, tanto nuclear como en hidrocarburos.

La India está interesada en lograr acceso a los yacimientos de hidrocarburos rusos para sostener sus demandas energéticas, y uno de los acuerdos intergubernamentales firmados pretende facilitar el establecimiento de sociedades de riesgo compartido en el sector.

Singh y Medvédev también repasaron los avances en materia nuclear, y discutieron la posibilidad de emplazar dos nuevos reactores rusos en la localidad sureña india de Kudankulam, donde la compañía rusa Atomstroyexport está ya construyendo dos unidades.

El presidente ruso pone broche a un año en el que la India ha recibido a los mandatarios de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, en el que aspira a tener un puesto permanente.

Medvédev apoyó a la India en su empeño y pidió a Pakistán, la potencia rival en el sur de Asia, que ponga a disposición judicial a los responsables del asalto terrorista de Bombay en 2008.

El presidente ruso visitará mañana en Bombay la sede de la industria cinematográfica de la ciudad, conocida como “Bollywood” y muy popular en Rusia.

India y Rusia buscan trasladar su sintonía política al ámbito comercial

Nueva Delhi.- La India y Rusia buscaron este martes nuevas vías de negocio en sectores como los hidrocarburos o el farmacéutico, para apuntalar un comercio bilateral que superó hace tiempo la cooperación puramente militar.

Un total de 29 acuerdos, once de ellos intergubernamentales y el resto entre compañías e instituciones de los dos países, quedaron hoy firmados tras la cumbre entre el primer ministro indio, Manmohan Singh, y el presidente ruso, Dmitri Medvédev, de visita en Delhi.

Medvédev aterrizó de madrugada en Delhi y emprendió una intensa ronda de contactos con la plana mayor de las autoridades indias, antes de marcharse mañana a Bombay con parada en Agra para visitar el Taj Mahal.

“Rusia es un amigo demostrado de la India que nos ha apoyado en el pasado en nuestros tiempos de necesidad. La nuestra es una relación estratégica especial y privilegiada”, aseguró Singh en una intervención conjunta ante los medios.

Es una relación “que se ha desarrollado y continuará haciéndolo independientemente de nuestras relaciones con otros países”, aseveró el primer ministro indio.

Aunque dos tercios del equipamiento militar de la India son de fabricación rusa, el gigante asiático está buscando nuevos socios cuando proyecta la más costosa modernización de su Ejército, un negocio en el que los rusos tienen fuertes competidores en compañías de EEUU y europeas.

Entre los acuerdos suscritos hoy, figura uno para el diseño y desarrollo conjunto a medio plazo de un avión caza de quinta generación (un negocio estimado por la prensa india en 30.000 millones de dólares), pero el resto atañen a otros sectores en los que la India tiene interés en comerciar con Rusia.

Singh mencionó con especial satisfacción el acuerdo de cooperación en el sector de gas y petróleo, que se firmó junto a otros en materia de energía atómica, tecnologías de la información, industria farmacéutica, visados, o ciencia y tecnología.

Los memorandos suscritos “reflejan nuestro mutuo interés en poner nuestra cooperación en otras áreas a la par con nuestra tradicionalmente fuerte cooperación en los campos de la defensa y el nuclear”, dijo Singh.

Tras coincidir los dos líderes en que los intercambios económicos son “débiles”, Medvédev destacó que el objetivo es elevarlos a 20 mil millones de dólares en 2015, frente a los 7,460 millones de 2009 y los 10 mil millones con los que esperan cerrar 2010.

Cifras estas muy lejos de los 50,000 millones que la India espera lograr con EEUU al final de este mismo año, o de los 60,000 millones con China, que demuestran hasta qué punto se ha resentido la relación con Rusia.

Aunque la India fue uno de los países no alineados durante la Guerra Fría, la primera ministra Indira Gandhi impulsó unas relaciones de privilegio con la URSS, de las que fue depositaria Rusia, pero que perdieron peso al emprender el Gobierno indio la senda de la liberalización económica en 1991.

En la declaración conjunta emitida al término de las conversaciones, ambos países admitieron que la cooperación militar es un “pilar” de su relación, pero convinieron en superar el esquema “comprador-vendedor” y avanzar hacia la investigación, desarrollo, fabricación y mercadeo conjunto en el sector.

La declaración destacó también el interés mutuo por profundizar la cooperación energética, tanto nuclear como en hidrocarburos.

La India está interesada en lograr acceso a los yacimientos de hidrocarburos rusos para sostener sus demandas energéticas, y uno de los acuerdos intergubernamentales firmados pretende facilitar el establecimiento de sociedades de riesgo compartido en el sector.

Singh y Medvédev también repasaron los avances en materia nuclear, y discutieron la posibilidad de emplazar dos nuevos reactores rusos en la localidad sureña india de Kudankulam, donde la compañía rusa Atomstroyexport está ya construyendo dos unidades.

El presidente ruso pone broche a un año en el que la India ha recibido a los mandatarios de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, en el que aspira a tener un puesto permanente.

Medvédev apoyó a la India en su empeño y pidió a Pakistán, la potencia rival en el sur de Asia, que ponga a disposición judicial a los responsables del asalto terrorista de Bombay en 2008.

El presidente ruso visitará mañana en Bombay la sede de la industria cinematográfica de la ciudad, conocida como “Bollywood” y muy popular en Rusia.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *