En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Insólita contradicción

De manera inexplicable y más que eso, insólita, la Asociación Dominicana de Profesores ha asumido en estos días una postura que contradice lo que debe ser el objetivo medular de todo gremio magisterial: el mejoramiento integral del sistema educativo, dentro del cual los maestros juegan un papel fundamental.

Por esa razón nadie logra entender, por lo menos en términos lógicos y razonables, como la ADP se opone al nuevo sistema de evaluación que se aplicará  para escoger a los directores de escuelas, si el mismo está basado en la profesionalidad y el desempeño de los profesores que aspiran a puestos de dirección en los planteles escolares públicos.

Por tratarse de un medio abierto y democrático en que se miden y aprecian los méritos de cada aspirante, la ADP debía ser la primera en apoyarlo, en lugar de protestar y recurrir a paros y suspensiones de docencia disfrazados de asambleas y movilizaciones.

¿Cómo es posible que se pretenda cerrar el paso a esta apertura para que la competencia personal y académica sea el factor cualitativo que determine quiénes reúnen las mejores condiciones para ser directores de escuelas?

¿Por qué la ADP se resiste a este cambio y se aferra al viejo y cuestionado sistema de concursos, que se ha prestado para favoritismos y manipulaciones por el enfoque clientelar con que tradicionalmente se ha manejado el gremio magisterial?

Nadie niega el derecho de la ADP a tener su propia opinión sobre todo lo que concierte a sus miembros, pero en este caso lo admisible sería que se exigiera el ministerio de Educación un manejo estricto y transparente del nuevo proceso, pero en ningún caso cerrarse al mismo, ya que se han inscrito 1,369 profesores para postulaciones en 140 cargos disponibles .

Si el fin trascendente de la educación es mejorar su calidad y, consecuentemente la preparación del estudiantado, la ADP debería ser la primera en apoyar mejoras cualitativas y no solo en la docencia en las aulas, sino en la vital función de dirigir regiones y distritos escolares con autoridad, disciplina y sobe todo con eficiencia administrativa y gerencial.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

No deberían de aceptar tal evaluación, está es la misma forma en que evaluaron los jueces que tenemos con tanta TrampaHerencia y los funcionarios que nos chupamos.... Para sacar lo mejor? Pero en que? En parásitos del 5%.
Con relaciòn al tema de la educaciòn en nuestro paìs, humildemente me parece que los medios de comunicaciòn masiva, publicaran la realidad que se està dando si fueran màs objetivos y cientìficos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *