En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Instagram torna la pasión por la comida en una profesión

Instagram torna la pasión por la comida en una profesión
Instagram torna la pasión por la comida en una profesión

instagram comidaREDACCIÓN INTERNACIONAL.– Al igual que muchos usuarios de Instagram, Natalie Landsberg, Gillian Presto y Emily Morse publicaban a menudo fotos de lo que comían. Sin embargo, cuando su cuenta conjunta, @New_Fork_City, se popularizó y alcanzó casi 500.000 seguidores, empezaron a recibir comida gratis, trabajos como “curadoras” de comida en festivales de música y una oferta para crear su propio sabor de masa para galletas.

Las tres jóvenes de 19 años, quienes crearon la cuenta cuando todavía asistían a la secundaria, están ahora en la universidad y sus modestas ganancias por Instagram no alcanzan para cubrir sus matrículas.

No obstante, sus padres gastaron casi 15.000 dólares para registrar el nombre New_Fork_City y crear una sociedad de responsabilidad limitada, “así que más adelante, si hay una oportunidad para idear un plan de negocios, la compañía ya está establecida”, explica el padre de Gillian, Michael Presto.

Estos son los profesionales gastronómicos de Instagram, que son cortejados gracias a sus cientos de miles de seguidores y sus elegantes, y a veces excesivas, fotografías. Algunos han convertido sus cuentas en profesiones de tiempo completo o parcial, ganando hasta 350 dólares por publicar una imagen atractiva, mientras que otros han aprovechado sus destrezas en los medios sociales para conseguir comidas gratis o trabajos de relaciones públicas.

“Hay personas que deciden adónde ir a comer según su feed de Instagram, y ese es un hecho que nosotros en la industria de hoteles y restaurantes simplemente no podemos ignorar”, asevera Helen Zhang, directora de estrategia de medios de LFB Media Group, una agencia de relaciones públicas que trabaja con restaurantes como Stanton Social y Casa Nonna, ambos de Nueva York.

Olivia Young, directora de marca y comunicaciones de Altamarea Group, que opera restaurantes como Vaucluse y Osteria Morini, dice que la empresa ha empezado a invitar a algunos usuarios de Instagram para que prueben platos y planea remunerar a algunos para que suban fotos.

“Comemos con nuestros ojos”, enfatiza Young. “Por un par de cientos de dólares para un usuario, potencialmente voy a tener 500.000 personas viendo el brunch en Morini”.

No todos alcanzan el éxito tan rápido. Los que lo logran cuentan que publican fotos al menos una vez al día y muchos ocuparon un nicho, como alimentos sin gluten o brunch.

Otros interactúan con sus seguidores al pedirles que suban fotos, lo que les permite disfrutar de una breve fama en Instagram. Morse y sus dos amigas pasan una hora al día buscando entre las fotos que reciben, explica.

Estos emprendedores de Instagram operan en un área gris entre la independencia y la promoción, entre degustaciones editoriales y relaciones públicas. Cada cuenta tiene sus propias reglas, que pocas veces se revelan a los seguidores. Algunos no aceptan pagos ni comida gratuita, otros reciben comida, pero no dinero, mientras que otros solo publican fotos por una tarifa. Muchos advierten que no son críticos gastronómicos.

“Es el Viejo Oeste”, dice Andrew Steinthal, cofundador de The Infatuation, un sitio de comida con una aplicación y más de 424.000 seguidores en su principal cuenta de Instragram.

Nicole Cogan, quien administra un sitio web y la cuenta de Instagram @nobread, que rastrea opciones sin gluten en Nueva York y otras ciudades, exige en general una comida gratis antes de publicar una reseña o una foto, dice.

Cogan, de 26 años, dejó su trabajo en finanzas el año pasado para concentrarse en su sitio, pero cuando sus seguidores en Instagram superaron los 45.000, la cuenta pasó a ser su enfoque principal.

Después de incluir su cuenta de Instagram, @eatingnyc, en su currículum, Alexa Mehraban, de 24 años, fue contratada por la firma de relaciones públicas Bullfrog + Baum. Entre sus responsabilidades figura gestionar sus iniciativas de alcance en la red social de fotografías.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *