x

Inundaciones continúan causando estragos en la frontera de Brasil con Perú y Bolivia

DESBORDE

Según datos de la Defensa Civil, unas 911 personas quedaron temporalmente sin hogar y otras 1.011 perdieron completamente sus techos

Imagen sin descripción

Río de Janeiro.- Las inundaciones en el estado brasileño de Acre, fronterizo con Perú y Bolivia, continúan causando estragos luego de que el río homónimo y principal caudal de la región sobrepasara este miércoles su crecida histórica.

El río Acre alcanzó los 15,56 metros con lo que superó la marca de 15,55 metros de 2015, dejando prácticamente bajo el agua a Basileia, un municipio localizado a unos 200 kilómetros de Río Branco, la capital estadual.

Según datos de la Defensa Civil, unas 911 personas quedaron temporalmente sin hogar y otras 1.011 perdieron completamente sus techos, luego de que 12 barrios fueran impactados por las aguas.

«El 75 % de la ciudad fue afectada, la ciudad está aislada por vía terrestre y las personas solo consiguen movilizarse por vía fluvial», señala un comunicado de la Gobernación de Acre.

En la zona rural la situación también preocupa pues más de 500 personas se encuentran aisladas por la destrucción de 20 puentes por la fuerza de las aguas.

La creciente del río también impactó a la capital Río Branco, donde las aguas llegaron hasta los 16,45 metros, un aumento de 27 centímetros en menos de 24 horas, dejando 914 personas sin hogar, 567 desplazados y 34 barrios afectados en la capital estadual.

Hasta el momento, los datos oficiales señalan que 14.566 personas están damnificadas por las inundaciones que desde el fin de semana no dan tregua y la situación de emergencia fue decretada en 17 de los 22 municipios de Acre.

Entre las localidades inundadas figuran 23 aldeas de etnias indígenas en la Amazonía, en las que unas 400 familias perdieron sus viviendas, pertenencias, infraestructuras y cosechas.

El desbordamiento de ríos y arroyos ha obligado al gobierno estadual a reubicar a unos 6.000 ciudadanos en 62 albergues temporales en las diez ciudades que registran el panorama más crítico. 

Comenta con facebook