En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Jefe Minustah: Comunidad internacional solo da "vueltas en círculo" en Haití

Jefe Minustah: Comunidad internacional solo da
Jefe Minustah: Comunidad internacional solo da "vueltas en círculo" en Haití

Edmond Mulet

PUERTO PRINCIPE, Haití.- El jefe de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), Edmond Mulet, considera que la comunidad internacional lleva 30 años dando “vueltas en círculo” en ese país, ya que “cientos de proyectos” ejecutados no han tenido una utilidad real.

Mulet, quien hoy finaliza su mandato, expresó en una entrevista con Efe el “sentimiento de enorme frustración” de la comunidad internacional, a la que cree “corresponsable” del debilitamiento de las instituciones haitianas por su tendencia a no trabajar con ellas.

Abogó por “romper ese cordón umbilical” de Haití con la comunidad internacional para lograr un país “autosostenible”, lo que exige desarrollo económico, pero advirtió que no habrá inversión nacional ni internacional “si no hay un marco básico de Estado de derecho”.

En su opinión, los inversionistas se desaniman cuando ven que en Haití “no hay catastro, no hay registro de la propiedad, no hay registro civil, no hay garantías de ningún tipo, no hay códigos de comercio, ni de construcción”.

La debilidad institucional se refleja también, según él, en datos como el elevado porcentaje de presos en situación de detención preventiva prolongada, que ronda desde hace años el 92 % sin que los programas internacionales hayan logrado reducir esa tasa.

“No hay tribunales de comercio, no hay justicia, no hay absolutamente nada”, aseguró Mulet, quien reveló que el promedio de trabajo diario de un juez en Haití es de 52 minutos.

Mulet se incorporará el 17 de junio a su puesto en Nueva York, donde dirigirá las 14 operaciones de mantenimiento de paz de la ONU.

Sobre la vulnerabilidad de las cerca de 800.000 personas que siguen viviendo en tiendas de campaña desde que ocurrió el terremoto, el 12 de enero de 2010, reconoció que esas instalaciones “no van a aguantar” en caso de fuertes lluvias o huracanes.

Es necesario que el Gobierno de Michel Martelly declare de utilidad pública terrenos para refugios y viviendas, lo que implica afrontar intereses particulares, una “responsabilidad” que “el (ex) presidente (René) Preval y su Gobierno nunca asumieron”, apostilló.

Sobre la lentitud de los desembolsos internacionales para la reconstrucción de Haití, reconoció que existió “una cierta reticencia” de algunos países temerosos de que en las recientes elecciones no hubiera un “reconocimiento del voto popular” pero, tras los comicios, ya “no hay ninguna excusa” para seguir adelante.

El diplomático guatemalteco apoyó la labor de la comisión creada en el Senado para investigar las irregularidades en las elecciones, ya que “si no se investiga, va a volver a suceder” lo mismo, por lo que es “importante para la cultura democrática del país” esclarecer las denuncias.

Sobre la posible responsabilidad del expresidente Preval en esas irregularidades, consideró que podría atribuirse a “mucha gente dentro del partido Inite”, formación liderada por el exmandatario.

Las elecciones, que llevaron a la presidencia al cantante Michel Martelly, fueron un “éxito” para Mulet, a pesar de las reclamaciones que aún existen sobre la asignación de escaños de tres diputados.

“Todo lo demás es legítimo”, indicó, en referencia al resto de los legisladores y a la elección presidencial.

Uno de los compromisos del presidente Martelly es crear una nueva fuerza que reemplace en un futuro a la Minustah, lo que a Mulet le parece “muy sano”, ya que podría ejercer funciones de vigilancia de fronteras, policía rural, seguridad de prisiones y respuesta ante huracanes y otras catástrofes.

Ante un posible riesgo de que esa fuerza mostrara inclinaciones antidemocráticas, Mulet estimó que “ningún país” querría “dar la capacitación o equipar fuerzas” que no se sometan “a la autoridad civil”, por lo que “lo que hubo anteriormente como fuerza militar no se va a dar” en Haití, un país que ha conocido varios golpes de Estado.

La Minustah fue objeto bajo el mando de Mulet de la acusación de causar la epidemia de cólera que ha dejado cerca de 5.000 muertes, pero él prefirió no hablar de responsabilidades.

Admitió, no obstante, que algún miembro de la misión pudo contraer la enfermedad en su país de origen durante el tiempo transcurrido entre los exámenes médicos realizados antes de incorporarse a la unidad y su llegada al destino.

Mulet aconsejará a su sucesor “que mida sus palabras”, porque “cualquier cosa que diga siempre va a ser utilizada en su contra” y también que se interese por la cultura y las tradiciones haitianas, lo que “le va a ayudar a identificarse con el país”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *